El gestor de cruceros estima que el retorno económico gracias a las escalas de 2018 será de 12,5 millones

|

A tenor de los primeros datos de la agenda, la Autoridad Portuaria prevé seguir consolidando la posición como principal puerto de atraque de la cornisa cántabro-atlántica y la empresa encargada de la organización de este tráfico se muestra satisfecha porque 2018 se cerrará con un retorno económico para la ciudad de alrededor de “12 millones y medio de euros”.


No todo el tejido comercial y hostelero se muestra igualmente satisfecho por las ganancias que reporta la llegada de turistas por vía marítima pero, según los números que manejan tanto el gestor de la terminal (Rubine e Hijos) como el Puerto, la inyección económica a final de año es muy importante para todo el municipio.


Como indican diferentes estudios, el responsable de la empresa adjudicataria del servicio, Luis del Moral, comenta que hay una media de gasto de “50 euros por persona”. Cuando se despida el ejercicio habrán pasado por A Coruña unos 250.000 visitantes entre clientes y tripulantes por lo que el cómputo global será de “doce millones y medio de euros”.

No todo el mundo gasta lo mismo y e el dinero está muy repartido entre distintos negocios (cafeterías, tiendas, supermercados, farmacias o taxis, entre otros establecimientos y servicios), pero el gestor de estos tráficos opina que siempre es una aportación que llega desde fuera y contribuye al bienestar económico.


Además, si la programación para los próximos años continúa en ascenso como hasta ahora, parece que el retorno económico global seguirá siendo muy importante. Ese vaticinio se puede extraer de los frutos que está dando el trabajo de Rubine e Hijos y la Autoridad Portuaria tanto en negociaciones bilaterales como en ferias del sector. Del Moral asegura que a lo largo del próximo ejercicio “llegarán 130 barcos” y se podría crecer “un poco más” en pasajeros, sobre todo gracias a aquellos barcos nuevos –o viejos conocidos– de gran capacidad que harán parada en los muelles.


Con esas confirmaciones ya hechas, se trabaja para cerrar 2020 para cuando hay ya “casi 100 escalas confirmadas” de las principales navieras a nivel mundial. Para el 2021 también existen algunos acuerdos porque las empresas pactan con mucha antelación para poder “vender” los camarotes disponibles. Con estas previsiones y la coincidencia de tres grandes buques hasta en dos ocasiones este año, el gestor vuelve a opinar que sería positivo ampliar el muelle de Transatlánticos, pues hasta ahora fue necesario habilitar San Diego además de Calvo Sotelo sur.

El gestor de cruceros estima que el retorno económico gracias a las escalas de 2018 será de 12,5 millones