Los comerciantes cuestionan que no se les prorroguen las ayudas de 2015 si el presupuesto es el mismo

QUINTANA. TURISTAS Y AFICIONADOS POR EL CENTRO DE LA CIUDADAD
|

“Si se han prorrogado los presupuestos no entendemos porqué no estamos jugando con las mismas subvenciones que el año pasado”. El presidente de la Federación Unión de Comercio Coruñesa (FUCC), Antonio Amor, resume así las dudas existentes entre las asociaciones acerca de si podrán organizar sus actividades. Ante la situación de incertidumbre sobre si contarán con las ayudas como todos los años, el colectivo ha solicitado una reunión con el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, para intentar perfilar la agenda de actos de 2016.
Contentos con la afluencia de público derivada de la Copa del Rey de baloncesto, casi todas las asociaciones de comerciantes de la ciudad –agrupadas en la FUCC– mantuvieron esta semana una reunión en la que se destacó la necesidad de tener un calendario de eventos o acciones que continúe atrayendo a visitantes. Por ello, han pedido una reunión con el responsable del área municipal de comercio, Alberto Lema. 
Según reconocen, les desconcierta no saber si firmarán los convenios municipales individuales con los que promovían iniciativas diferentes todos los años. En el encuentro se cuestionó varias veces el por qué si el año pasado a estas alturas ya sabían de qué cantidad dispondrían y el presupuesto es, de momento, el mismo (por la prórroga a la que recurrió el Gobierno local) no se les confirman las mismas ayudas. 
Entienden que el concejal es “muy cercano” y trabaja pero los resultados todavía no llegan a verse en la calle. Mientras tanto la parálisis no se supera. “Por problemas propios o del Ayuntamiento el cobro de 2015 va atrasado para algunas agrupaciones y así malamente podemos organizar 2016”, explica Amor. 

temor a endeudarse
“Tampoco nos atrevemos a movilizarnos y encargar cosas sin saber si jugamos con las subvenciones”, incide, pues si finalmente el Consistorio decide hacer un reparto distinto al tradicional podrían endeudarse. De hecho, tampoco está “muy claro” si van a existir las colaboraciones no económicas que prestaba el Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) en cuestiones de montaje de escenarios, préstamos de sillas o enganches a los suministros para determinadas fiestas que impulsaba el comercio de cada barrio. 
Con este panorama, lo único que les queda es esperar y confiar en que el Ayuntamiento haya preparado una agenda de acciones que mantenga el movimiento de coruñeses y turistas en las calles. Pero la quieren conocer lo antes posible para saber a qué atenerse.
“Hemos solicitado otro encuentro para pulir 2016 y hacer cosas que dejen buen poso; la idea sería seguir trabajando con proyectos que tengan el empaque que necesita la ciudad”, resume Antonio Amor, aludiendo al interés por fichar citas que tengan un retorno tan importante como el baloncesto.

Los comerciantes cuestionan que no se les prorroguen las ayudas de 2015 si el presupuesto es el mismo