Juana Rivas queda en libertad provisional aunque seguirá investigada por sustracción de menores

Juana Rivas enseña la orden de puesta en libertad provisional a la salida del juzgado | pepe torres (efe)
|

Juana Rivas, que quedó ayer en libertad provisional tras comparecer como detenida en el juzgado de guardia de Granada, celebró regresar a casa con sus hijos, aunque mantiene su condición de investigada por supuestos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la justicia.
A su salida de la sede judicial, la vecina de Maracena, que estaba en paradero desconocido desde que el 26 de julio incumplió la orden judicial de entregar a sus dos hijos, de tres y once años, a su padre italiano, Francesco Arcuri, manifestó: “No me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y vamos a seguir peleando”.
Según el Tribunal Superior de Justicia andaluz, tras una larga declaración, en la que Rivas solo contestó a preguntas de su defensa, el juez consideró que la gravedad de la pena del presunto delito que haya podido cometer la madre no justificaba la medida excepcional de prisión.
La Fiscalía, que pidió el ingreso el prisión ante la negativa de la mujer a cumplir la orden judicial de entregar a sus hijos, informó de que mañana se reunirá para decidir sobre la presentación, o no, del recurso que cabe contra el auto de libertad provisional.

Sin antecedentes
El juez de guardia consideró también para acordar la libertad provisional la no existencia de antecedentes penales de Rivas, el arraigo social que no hace suponer riesgo de fuga y la circunstancia de estar litigando en la actualidad en otros juzgados.
Para ese juez, que solo resolvió sobre la situación personal de la investigada, la “alarma social” nunca justificaría una medida
de tanta gravedad como es la prisión provisional.

La entrega sigue vigente
Asimismo, el juzgado de guardia se inhibió a favor del de Instrucción Número 2 de Granada, que seguirá con la investigación de unas actuaciones que ya inició por la vía penal por unos hechos que podrían constituir delito.
El Superior de Andalucía recordó que sigue vigente la entrega de los niños al padre italiano como se acordó tanto por la vía civil como por la vía penal.
Por otra parte, la directora del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, que asesoró a la madre desde que denunció por maltrato a su expareja en 2016, informó de la ampliación de esta última denuncia, al entender que los dos sujetos intervinientes, tanto Rivas como Arcuri, están en España.

Juana Rivas queda en libertad provisional aunque seguirá investigada por sustracción de menores