Marchena y Kaká jugarán de centrales si Zé Castro es baja

zé castro, en la primera parte del entrenamiento susy suárez
|

 

El portugués Zé Castro, defensa del Deportivo, se retiraba del entrenamiento de ayer por culpa de una sobrecarga en el aductor de la pierna derecha que le convierte en duda para el encuentro del sábado ante el Real Madrid en Riazor.

El central luso no pudo completar la sesión de trabajo que programó Fernando Vázquez por sus molestias musculares, se retiró al vestuario por precaución y su participación ante el Real Madrid dependerá de cómo evolucione en el día de hoy.

Faltan dos sesiones, con la de esta mañana, para el partido ante el conjunto blanco y si el portugués no se recupera a tiempo, en principio, Vázquez apostará por el brasileño Kaká Bezerra, que llegó al equipo en el mercado invernal, como pareja de Carlos Marchena, al que recupera tras haber cumplido un encuentro de sanción.

No obstante, el técnico también dispone esta semana del canario Aythami Artiles, que se recuperó de una lesión muscular que le impidió estar disponible en los últimos compromisos del campeonato. En condiciones normales y a tenor del trabajo que viene realizando Fernando es posible que piense en dos parejas de centrales distintas dependiendo del partido a disputar. La formada por Marchena y Zé Castro tiene la ventaja de la calidad del luso para mover la pelota. Un dúo Marchena-Kaká aparenta más contundente. Bien podría jugar con una defensa de una manera u otra dependiendo, por ejemplo, de si actúa en casa o en el estadio de Riazor.

 

laure, al margen

En la jornada de ayer Laure fue el futbolista que se mantuvo al margen de sus compañeros, amén de la retirada de Zé. Si el luso se recupera, la del lateral madrileño será la única baja del Deportivo para enfrentarse a uno de los equipos más poderosos de la historia en un partido fundamental para el Depor.

 

Marchena y Kaká jugarán de centrales si Zé Castro es baja