Vázquez apunta al Coruxo

Después de dos partidos a domicilio, el Deportivo le ha vuelto a coger la medida al Estadio de Riazor, donde jugará el domingo al mediodía | quintana
|

El Deportivo se aclimata a la categoría de bronce y al Estadio de Riazor. Después de dos encuentros consecutivos lejos del feudo blanquiazul, el preparador deportivista, Fernando Vázquez, citó a los jugadores en la bombonera herculina para tomarle las medidas al campo en el que recibirá el domingo al Coruxo en la cuarta jornada de Segunda División B.

El equipo coruñés recibe al colista sin fiarse de su mal arranque de temporada y de su sequía de goles. El entrenador de Castrofeito propuso en el verde de Riazor una sesión de marcado carácter táctico para seguir avanzando en los conceptos que quiere ir introduciendo para afinar el engranaje de un Deportivo que se mantiene invicto con dos triunfos y un empate pero que no ha convencido a través del juego, sino de los resultados.

Esa es la siguiente misión de los blanquiazules, progresar en el ataque posicional al tiempo que tratan de mantener sus guarismos defensivos. El Salamanca es el único que les ha marcado en lo que va de temporada y fue, precisamente, en el último (y único) partido que se celebró en Riazor, entonces con 3.000 gargantas en la grada.

Defensa en cuadro
Uno de los hándicaps al que se enfrenta el Deportivo ante el Coruxo son las bajas que acumula en la parcela defensiva. 

No están a disposición del míster el centrar Derik Osede ni los laterales Salva Ruiz y Eneko Bóveda. Es dudoso, además, el concurso de Borja Granero, que arrastra molestias en una rodilla.

Vázquez apunta al Coruxo