Sánchez pide a Iglesias que decida entre su veto o el gobierno de Rajoy

|

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, avisó ayer al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que el PSOE ya decidió intentar gobernar, así que ahora le toca a la formación morada elegir si quiere acompañarle o no.
“Yo ya elegí, el PSOE eligió que el PP no siguiera gobernando”, dijo en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press. “Ahora tendrá que ser Pablo Iglesias quien decida si me acompaña en esta tarea o se queda inmóvil, sigue vetando y aumenta las oportunidades de que (Mariano) Rajoy continúe como presidente del Gobierno”, añadió.
Así, al ser preguntado cuándo será la próxima reunión entre PSOE y Podemos para intentar formar Gobierno, afirmó que “son ellos los que tienen que decirlo” porque el PSOE ya les dejó la “puerta abierta”.
Además, afeó a Podemos que hayan “criticado el bipartidismo” mientras ahora parecen defender que “el diálogo solo puede ser a dos”. De hecho, insistió en que la suma de los escaños de PSOE, Podemos y sus alianzas e IU es inferior a la que arrojarían PP y C’s (161 frente a 163), de manera que se necesita “el concurso de más formaciones”.
“El cambio no está monopolizado por un líder o por una formación, está repartido y esas fuerzas del cambio tenemos que entendernos”, ha argumentado.
Sánchez afirmó que no le consta que Ciudadanos tenga como misión recabar la abstención del PP para que él pudiera gobernar sin Podemos. “No creo que sea así”, dijo. No obstante, añadió que no solo no rechazaría sino que “buscaría” al PP para “los elementos centrales de los asuntos de Estado”, como la lucha contra el terrorismo y la reforma de la Constitución, que necesita el apoyo del PP.

cataluña
De hecho, pidió al PP que sea “leal” con el PSOE si pasa a la oposición, aunque afirmó que empezó a ver “viejos hábitos” de los “populares” que espera que sean “fruto del nerviosismo” por perder el poder y no “una estrategia para romper el consenso” de los últimos cuatro años en materia de terrorismo y sobre el desafío soberanista en Cataluña.
En este punto, volvió a afear a Mariano Rajoy que no le informase de las medidas que pensaba tomar sobre Cataluña y ha pedido al ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, que se disculpe por decir que un Gobierno de PSOE y Podemos sacaría a España de la alianza contra el grupo terrorista Estado Islámico.
Sánchez desveló que pidió al gabinete de Rajoy una cita con el presidente en funciones este miércoles en el Congreso, pero no recibió respuesta aún. No obstante, también insistió en que no le enviará al PP el documento de propuestas con el que el PSOE quiere negociar porque su “filosofía” es hacérselo llegar a quienes podrían darle apoyo para ser presidente.
El líder socialista está convencido de que entre unos y otros hay espacio común para entenderse y insistió en que el PSOE no es “de líneas rojas sino de firmes convicciones”, pero también en que no será presidente “a cualquier precio”.
Así, insistió en que si los socios catalanes de Podemos reclaman el referéndum de autodeterminación en Cataluña, respondió con su propuesta de reforma de la Constitución para que voten los catalanes, y todos los españoles, en el marco de la Constitución.
Con ese documento como base, aseguró que no va a pactar “con el populismo, con políticas populistas” y apuntó que estas también “se pueden ver en partidos conservadores”, puesto que el populismo se ve en “en el contenido y en la forma”.
Sánchez reconoció que no le ha enviado ese texto a los “barones” del PSOE, pero añadió que no ve razón para ello, puesto que la dirección del PSOE siempre lo comparte todo.
Por otro lado, dijo que vería “como un fracaso” que tuvieran que repetirse las elecciones, pero restó importancia a la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que apunta a que en tal caso Podemos y sus alianzas superarían al PSOE.
Para el líder socialista, esa encuesta está “caduca” porque en el último mes y medio sucedieron muchas cosas. De hecho, cree que ahora los españoles aprecian dos cosas del PSOE: el que hayan dado un paso al frente para “desbloquear la situación” que bloqueó Rajoy al no presentarse, y el hecho de que son “alternativa al PP, y ser alternativa significa no apoyar al PP”.

Sánchez pide a Iglesias que decida entre su veto o el gobierno de Rajoy