En marcha la supresión de los puntos negros de tráfico de Arteixo y Bergondo

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-e99e2cf5
|

Localizados en la carretera autonómica AC-164, que une Guísamo e Insúa (en el municipio de Bergondo), y en la AC-552, que comunica A Coruña y Cee (en Arteixo), su supresión es una prioridad para usuarios de las vías y para administraciones.

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade es la encargada de eliminar estos puntos negros de tráfico, a través de dos proyectos que tienen una inversión total prevista de un millón de euros. Mejorar la seguridad viaria y la movilidad de los vecinos de Arteixo y Bergondo es el objetivo que persiguen estos trabajos, que están diseñados para dar soluciones diferenciadas e singularizadas para cada uno de los tramos de concentración de accidentes.
 
Tras analizar los informes y las alegaciones recibidas, el Gobierno autonómico está ultimando la redacción del proyecto para la eliminación del punto negro de tráfico en la carretera AC-164 a su paso por Bergondo. La consellería prevé para el próximo mes de diciembre la licitación de las obras, con una inversión de unos 200.000 euros.


La actuación mejorará las intersecciones y señalización de un tramo de un kilómetro –entre el 3 y el 4 de la AC-164– en la zona comprendida entre el cruce con la carretera local a San Isidro y la conocida como glorieta dos Condes, que comunica con la carretera AC-161. La consellería prevé construir una rotonda, prohibirá los giros a la izquierda en ese tramo y reducirá el límite de velocidad, de 90 kilómetros por hora a 70. Habilitará además cuñas de cambio de velocidad de aceleración y desaceleración en el cruce de San Isidro para intentar evitar los choques por alcance. También se mejorará la iluminación en el paso de peatones situado frente al ayuntamiento de Bergondo, donde se han registrado varios atropellos. El plan recoge el desplazamiento del paso unos diez metros y su refuerzo con señales luminosas y la ampliación de la acera. Todo ello con el doble fin de incrementar la seguridad tanto de los vehículos como de los peatones que transiten por la zona y de facilitar los desplazamientos de los vecinos del entorno. 

Por su parte, respecto a la carretera AC-552, a su paso por el ayuntamiento de Arteixo, está ya avanzada la redacción del proyecto constructivo completo, que permitirá suprimir el tramo de concentración de accidentes localizado entre el punto kilométrico 2,100, después de la glorieta de enlace con la autopista AG-55, y la vía de acceso a la presa de Meicende. El objetivo de la Xunta es poder iniciar la contratación de estas obras, que supondrán una inversión de cerca de 800.000 euros, en el primer trimestre de 2019. 

La carretera tiene un tráfico elevado y recorre una zona industrial, con numerosas naves, una estación de servicio y canteras. Para mejorar la seguridad del tramo están previstas dos glorietas en los puntos kilométricos 2,500 y 2,890, en las que se realizarán los giros. La segunda rotonda servirá además para calmar el tráfico en sentido A Coruña. El proyecto también contempla la ejecución de una vía de servicio en el margen derecho, sentido Fisterra, para evitar las incorporaciones directas a la carretera desde las naves y la estación de servicio y se mejorará la salida de la vía de servicio que ya existe en la margen izquierda, sentido A Coruña, en el acceso a la glorieta de intersección con la AG-55.

La importancia de estos dos proyectos de supresión de tramos de concentración de accidentes se explica de por sí por ser infraestructuras que atraviesan zonas muy pobladas y con servicios. Ambas carreteras registran una intensidad de tráfico muy alta. De más de 14.000 vehículos al día en el caso de la AC-164, y aún mayor en la AC-552, que puede rondar los 20.000 vehículos diarios.

Seguridad y sendas
Estos trabajos para la eliminación de tramos de concentración de accidentes se suman a otras actuaciones muy importantes de refuerzo de la seguridad viaria en esta misma carretera. La Xunta está desarrollando en el marco del Plan de Sendas de Galicia la construcción de la pasarela y el itinerario peatonal y ciclista entre el polígono de A Grela y el centro comercial Marineda City, que busca incrementar la seguridad viaria y mejorar la movilidad de los peatones. 


Estas actuaciones están enmarcadas en la estrategia de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade para tener eliminados en 2020 los tramos de concentración de accidentes identificados en la red de carreteras de titularidad autonómica, con el objetivo de conseguir que dejen de ser puntos donde se registra una elevada siniestralidad.

Estos trabajos estarán coordinados y se verán complementados con otras obras que se están desarrollando en el marco del Plan de Sendas de Galicia, que en el caso concreto de la comarca de A Coruña prevé la ejecución de nueve sendas sostenibles, seguras e integradas en el paisaje, que suponen siete kilómetros de itinerarios peatonales y ciclistas, con una inversión de cinco millones de euros.


A través de todas estas actuaciones la Xunta trabaja en el refuerzo y la seguridad viaria de las carreteras de titularidad autonómica con el objetivo de rebajar en un cincuenta por ciento las víctimas mortales.

En marcha la supresión de los puntos negros de tráfico de Arteixo y Bergondo