La Generalitat estudia crear una bolsa de parados para que lleven adelante el referéndum

Munté y Puigdemont llegan a la reunión semanal del Ejecutivo catalán | quique García (efe)
|

La secretaria general de ERC y portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira, aseguró ayer que la Generalitat estudia crear una bolsa de parados que puedan trabajar en diversas tareas de la organización del referéndum de autodeterminación.

Aunque esa cita electoral aún no está convocada ni tiene fecha, Rovira, en declaraciones a Rac 1, explicó que el Govern trabaja en diversas fórmulas de captación de voluntarios y una opción es crear una bolsa de parados.

Una fórmula que, según Rovira, ya se utilizó en los últimos años en algunos ayuntamientos para citas electorales: “Durante 30 años se usaron algunas fórmulas de voluntarios, por ejemplo de gente que está en el paro”.

Una fórmula legal
En estos casos se hacen “bolsas de parados”, de manera que pueden participar durante la jornada electoral en las mesas, en una fórmula que es “legal” y que el Govern estudia para el referéndum.

La republicana aseguró asimismo que los funcionarios no deberían “ser perseguidos” por la justicia ya que los políticos son los que asumen “todas” las responsabilidades de la organización del referéndum.

Mientras, el Govern reiteró su “determinación” en celebrar el referéndum soberanista pese a que los miembros del ejecutivo recibieron ayer la quinta notificación judicial, que les advierte de que no pueden proseguir con los preparativos de la consulta.

La quinta notificación informa al Govern de que el Tribunal Constitucional suspendió las disposiciones de la ley de Presupuestos de la Generalitat referentes al referéndum, por lo que les advierte de que no pueden dar pasos siguiendo los artículos suspendidos y les avisa de posibles responsabilidades penales.

En este contexto, el Govern anunció que se personará en el proceso del recurso de inconstitucionalidad que presentó el Gobierno central para defender la legalidad de la disposición adicional 40 de la ley de Presupuestos, suspendida por el TC.

“No dejaremos de ir hacia adelante”, escribió Puigdemont en Twitter, en un mensaje que ha acompañado de una fotografía de él con las cinco notificaciones y un cuadro con el lema “Catalunya endavant” (Cataluña adelante).

En la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán, la consellera de Presidencia, Neus Munté, remarcó que, pese a las notificaciones, el Govern afronta “con determinación” los próximos pasos del proceso soberanista y consideró que “hay un acuerdo total y absoluto en culminar este mandato denominado referéndum”.

Munté expresó este mensaje de unidad entre el PDeCat y ERC dentro del Govern en la preparación del referéndum, aunque ayer se visualizaron desavenencias a la hora de explicar detalles de esta cita electoral, aún sin fecha en el calendario.

La portavoz de la Generalitat no avanzó ningún detalle del referéndum y se limitó a decir que el Govern actuará de la forma “más determinada, discreta y diligente posible”.

“No nos consta que el Gobierno del Estado explique sus estrategias públicamente con relación al proceso que vive Cataluña, ¿Por qué tendríamos que hacerlo nosotros?”, expresó Munté, que se limitó a señalar que el Govern tiene “un compromiso muy claro para hacer el referéndum”.
Una consulta que el Govern querría aún acordar con un Gobierno de España que, según Munté, “no quiere hablar”. l

La Generalitat estudia crear una bolsa de parados para que lleven adelante el referéndum