Golpe de autoridad

Natxo González
|

El cuadro blanquiazul afronta el encuentro de esta tarde tras un empate en Almería que cabreó a Natxo González por el pobre juego realizado.
“Veo a mi equipo y no me gusta. Cuando un colectivo no funciona y ha propuesto sobre el campo lo que ha hecho, es responsabilidad mía. Cuando el colectivo no funciona, es responsabilidad mía. Hoy no estoy a gusto, este punto no me sabe a nada”, manifestó el vitoriano tras el duelo en el estadio de Los Juegos Mediterráneos.
Los herculinos, que no han conseguido finalizar en las dos primeras plazas de la clasificación en ninguna de las catorce jornadas disputadas, regresan a su feudo, donde en la presente campaña se han mostrado prácticamente intocables. Cinco triunfos y un empate, por ninguna derrota, es el balance del Depor en Riazor, que ha marcado catorce dianas y tan solo ha recibido dos goles.
Los blanquiazules, que han arrollado a los tres últimos equipos que han visitado A Coruña —Elche (4-0), Reus (2-0) y Oviedo (4-0)—, buscarán su cuarta victoria consecutiva en casa ante un adversario que ha ido de menos a más esta temporada y que llega en un excelente momento de forma.
La escuadra navarra estrenó la etapa de Jagoba Arrasate de manera dubitativa. A los rojillos les costó arrancar en la clasificación, sin embargo, se han impuesto a sus tres últimos rivales, lo que les ha permitido escalar hasta la séptima plaza, empatados con el Málaga, metido en puestos del playoff de ascenso.

Aliciente extra
Se trata de un partido que, además de por su atractivo deportivo, también destaca porque incluye varios duelos con mucho morbo.
Natxo González, técnico del Depor, dirigía el pasado curso al Zaragoza, que cayó en la primera ronda del  playoff de ascenso contra el Numancia, al que entrenaba Jagoba Arrasate, preparador del Osasuna.
Además, el portero osasunista es Rubén Martínez, que la pasada campaña se convirtió en uno de los cinco guardametas que defendieron la portería blanquiazul. El de Coristanco se mostró muy inseguro en sus acciones y protagonizó numerosos errores de bulto, lo que le convirtió en uno de los señalados del descenso a Segunda División.
Enfrente estará el vigués Dani Giménez, que ha conseguido devolver la seguridad al arco deportivista y se ha erigido en uno de los pilares.
El preparador deportivista no podrá disponer de uno de los titulares indiscutibles, el mediocentro Álex Bergantiños, debido a unas molestias lumbares, y en su lugar actuará Pedro Mosquera.
Por delante, Vicente Gómez parece tener un sitio asegurado, pero está la duda de si le acompañará Krohn-Dehli o Edu Expósito en la medular.
En la mediapunta tampoco está claro si repetirá Carles Gil o jugará Fede Cartabia, que rescató un punto en Almería con un golazo.
En ataque, regresa Carlos Fernández, tras perderse el último partido por su convocatoria con la selección sub-21.

Golpe de autoridad