May anuncia un endurecimiento de las medidas contra el terrorismo

La primera ministra británica, Theresa May, ofrece una rueda de prensa tras los ataques de Londres | Hannah McKay (reuters)
|

Las elecciones generales del jueves no se pospondrán tras los atentados registrados el sábado en Londres, que la primera ministra, Theresa May, vinculó ayer con la “malvada ideología” del extremismo islámico y contra la que anunció duras medidas. Los 10 muertos, tres de ellos terroristas, y el medio centenar de heridos, sí conllevaron la suspensión de la campaña electoral de todos los partidos, a excepción del eurófobo UKIP. May presidió el comité de emergencias Cobra, en el que participa la cúpula de la seguridad y la inteligencia británicas, una reunión tras la cual propuso revisar la legislación antiterrorista y dar más poder a las fuerzas de seguridad en este ámbito.


La primera ministra y líder de lo conservadores aspira a ganar las elecciones generales del jueves, mientras las encuestas la sitúan a apenas tres puntos de su principal rival, el laborista Jeremy Corbyn. Ante los medios de comunicación, May esgrimió que es necesario revisar la estrategia antiterrorista en el Reino Unido para asegurarse de que la Policía y los servicios de seguridad cuentan con los “poderes” que requieren para actuar de forma efectiva.

Internet
La jefa de Gobierno anunció nuevas medidas para evitar la radicalización a través de internet y establecer penas más duras para algunos delitos. “Hay demasiada tolerancia hacia el extremismo en nuestro país”, confesó May.


Así, recordó que en los últimos tres meses, el Reino Unido ha sufrido otros dos atentados. La primera ministra indicó que la organización de las tres tragedias no está conectada, pero guardan entre ellas la relación de estar instigadas por el extremismo islámico, una ideología que, matizó, “predica el odio, busca la división y promueve el sectarismo”.


“Derrotar a esa ideología es uno de los grandes retos de nuestro tiempo, pero no se puede hacer tan solo con intervenciones militares”, afirmó May, quien apostó por acabar con los “lugares seguros” para los extremistas en el “mundo real.

May anuncia un endurecimiento de las medidas contra el terrorismo