Centro Real abrirá en unos días los primeros negocios tras el incendio

El Ideal Gallego-2015-10-07-005-3e65e2a2
|

Hace casi dos meses que un incendio dañó gravemente la galería Centro Real y ya pueden verse los primeros signos de recuperación: varios operarios pintaban el acceso exterior, el que da a la calle Real. Pero es solo fachada, porque apenas cuatro locales, los más cercanos a la calle, retomarán su actividad, después de haber conseguido un contador provisional de Unión Fenosa. Los otros todavía tendrán que esperar. Cuánto, exactamente, es algo que se pregunta un portavoz de la asociación de comerciantes, Alfredo Iglesias, que señala que los trámites que exige Patrimonio a través del Ayuntamiento están retrasando las obras. Teme que, si la situación no se acelera en un mes, puede que la galería no esté lista antes de que acabe el año, lo que sería muy perjudicial para los comerciantes que tienen allí sus negocios. 
“Si entre esta semana y el mes que viene no se llega a arreglar todos los trámites, luego nos meteríamos en una época difícil, con muchos festivos”, alerta Iglesias. Desde la asociación de comerciantes de Centro real son conscientes de que su edificio es particular. Tiene cerca de cien años de historia, y la fachada modernista es objeto de especial protección en el Plan General de Ordenación, de manera que todos las reparaciones que se lleven a cabo tienen que contar con los permisos necesarios. Pero Iglesias recuerda que son más de veinte los negocios que siguen cerrados, sin que sus propietarios puedan trabajar, a lo que hay que añadir los inquilinos de los piso superiores que no pueden regresar a sus casas porque el edificio no tiene electricidad. 
Se pidió la luz de obra a Fenosa el 22 de septiembre y ayer se hizo la instalación y se le dio el número identificativo para que pudieran solicitar el restablecimiento de la corriente eléctrica. Pero se trata de un arreglo provisional. 

contadores
En efecto, el principal problema es que el fuego se declaró en los contadores que se encuentran en una especie de patio de luces que forma el núcleo de las galerías, así que las llamas destruyeron por completo el sistema eléctrico. La instalación que va a poner en marcha ahora los técnicos de Unión Fenosa apenas podrá dar servicio a algunos negocios, como una librería o una peluquería, pero no tiene potencia para nada más. 
“Hay otros, como la cafetería, que no pueden abrir. Además, el tejado del patio de luces también resultó muy dañado por el incendio”, añade Iglesias. Es decir que, mientras que desde el exterior el Centro Real parece haberse recuperado ya, en el interior todavía queda mucho por hacer. 

un medio de vida
“Lo de los inquilinos es grave, pero lo de los comerciantes es más grave aún porque estamos hablando de su medio de vida”, señaló el portavoz de la asociación. “Son pequeños negocios en el que el trato humano es importante y la mayoría tienen sus clientes aquí. Y no podrían abrir las tiendas en otro lugar cercano porque el precio de los alquileres es muy alto”, añade.   
Eso quiere decir que cuanto más se dilaten las obras mayor será el perjuicio económico para los comerciantes. De ahí que la asociación apremie a las autoridades para que los trámites y permisos se concedan cuanto antes.

Centro Real abrirá en unos días los primeros negocios tras el incendio