Las obras de la senda peatonal de Os Caneiros se realizarán en 2019

el ideal gallego-2018-11-14-014-0e13a6b0
|

El Ayuntamiento de Betanzos entregó a la Diputación de A Coruña el proyecto de la “Senda de Os Caneiros”. La mandataria municipal, María Barral, y el primer teniente de alcalde, Diego Fernández, mantuvieron una reunión con el diputado provincial Xosé Regueira, responsable Planes Provinciales, Turismo y Patrimonio Histórico Artístico, quien confirmó la reserva de una partida de 544.000 euros para esta actuación, que se acometerá en 2019. 

La institución provincial deberá ahora realizar los trámites para suscribir el convenio entre ambas administraciones y para que el municipio  pueda sacar a licitación las obras, anunciaron desde el Gobierno de Barral.  

Con la presentación de este proyecto culmina el prolongado proceso de una actuación con la que se pretende “poner en valor un espacio único, entre la ciudad y Os Caneiros”, que se completará con medidas para aumentar la calidad de las aguas mediante obras en la red de saneamiento; la construcción de la senda peatonal en un entorno natural próximo al río Mandeo; la recuperación de  la vegetación de ribera y el bosque autóctono con la eliminación de especies exóticas o invasoras promoviendo la captación de fauna local, en particular de avifauna y para poner en valor y divulgar la ZEC (Zona Especial de Conservación) Betanzos-Mandeo.

Tras casi ocho años de gestiones, en 2017, tras la presentación de nuevas alegaciones a las obras recogidas en el proyecto de 2014, el Ayuntamiento de Betanzos  decidió paralizar el proceso y encargar uno nuevo, sin las actuaciones que causaban más impacto y con otras orientadas a enriquecer el entorno desde el punto de vista ecológico, en el último tramo y margen izquierda del Mandeo. 

Consenso
Con todo, problemas internos de la empresa a la que se encargó,  obligaron a la rescisión del contrato y a la realización de un nuevo encargo hace tres meses, al comienzo del verano de 2018.  En ese momento se abrió un nuevo proceso participativo en el que los ambientalistas aportaron sugerencias al documento definitivo para tratar de minimizar al máximo los riesgos e impactos durante las obras, lo que supuso eliminar la escollera o el alcantarillado a orillas del río y la pasarela sobre el carrizal de San Xiao.
Del consenso de las partes nace la propuesta que Barral entregó a Regueira. Un proyecto que será “un modelo de actuación” y de vital importancia para la mejora ambiental del espacio y la eliminación de especies invasoras, así como para apotar soluciones para revegetar con árboles autócnos, resumieron desde Betanzos.

Las obras de la senda peatonal de Os Caneiros se realizarán en 2019