Uno de los trenes accidentados en Amsterdam pudo saltarse un semáforo en rojo

|

El accidente ferroviario del pasado sábado en Amsterdam, que causó la muerte de una persona y 125 heridos, pudo deberse a que uno de los convoyes se saltó un semáforo en rojo, según publica hoy el diario "De Volkskrant".

La inspección que estudia las causas del siniestro todavía no ha publicado sus resultados, pero el diario basa su información en el testimonio de uno de sus redactores, que viajaba en uno de los trenes siniestrados.

"Después del impacto, la maquinista, una mujer de edad madura, salió de la cabina y dijo que se temía que se había saltado una señal de rojo", según el redactor.

Ni la dirección de los ferrocarriles holandeses ni el Ministerio de Transportes han confirmado la información, a la espera de la investigación oficial.

El accidente sucedió el pasado sábado hacia las 16.20 GMT entre la estación central de Amsterdam y la de Sloterdijk, un suburbio de la ciudad, cuando dos trenes colisionaron frontalmente.

En total resultaron heridas 125 personas, 56 de ellas de gravedad, en su mayoría fracturas, según datos de la policía.

Según el ayuntamiento de Amsterdam, una mujer de 68 años ha fallecido y 16 de los heridos siguen hospitalizados.

Uno de los trenes accidentados en Amsterdam pudo saltarse un semáforo en rojo