La polémica sobre Quinteiro planea sobre la coordinadora de En Marea

|

La reunión de los miércoles de la coordinadora de En Marea volverá a tener una clara protagonista en el día de hoy. Será la diputada Paula Quinteiro, quien sigue manteniéndose en su cargo pese a la petición expresa de su líder, Luís Villares, y de la propia coordinadora, así como el Consello das Mareas.

Después de que hace una semana el portavoz parlamentario y orgánico diese un plazo de una semana para que Quinteiro abandonase el hemiciclo, el lunes Villares rebajó el tono, matizó que no había lanzado un “ultimátum” y ganó tiempo al respecto de su idea de realizar una consulta a los inscritos de En Marea sobre la decisión que debería tomar la diputada, que pertenece a la corriente Anticapitalistas de Podemos.

La actitud tomada por el exjuez al respecto del incidente que protagonizó Paula Quinteiro, quien, supuestamente, utilizó su condición de diputada en el Parlamento de Galicia durante un enfrentamiento con agentes de Policía de Santiago que investigaban diversos actos vandálicos en la calle, ha enfado a la que es líder del partido de la diputada, la también viceportavoz en el Parlamento y secretaria xeral de Podemos Galicia, Carmen Santos.

De hecho, esta llegó a señalar que el caso de Quinteiro demuestra que el modelo de partido instrumental “no funcionó”, por lo que llamó a “reformular y reconstruir” desde “la fraternidad” el proyecto de unidad de las fuerzas rupturistas en Galicia.

“Queremos estar en un proyecto común. Lo que pasó estos días es evidente: hay cosas que no funcionan bien”, remarcó Santos en referencia a la crisis interna abierta a raíz del caso de Quinteiro y cuya dimisión pide Villares y la dirección del partido en contra de la opinión mayoritaria del grupo parlamentario.
La brecha abierta entre los representantes de En Marea en O Hórreo –solo Villares, Paula Verao (Cerna) y Davide Rodríguez (Anova), entre los catorce diputados se posicionan contra la continuidad de Quinteiro– estará muy presente hoy en la coordinadora, más afín al portavoz del partido.

Posible sustituto
Y, mientras el asunto de Quinteiro todavía no está cerrado, ayer se conocía un presunto incidente policial protagonizado por quien debería ser, por el orden de la lista electoral, el sustituto de la viguesa en el Parlamento en caso de que esta renuncie al acta.

Xosé Hermida negaba de manera tajante los hechos aparecidos en un medio de comunicación gallego y que apuntaban a que se vio inmerso en un altercado policial en la ciudad de Pontevedra. Al respecto, el activista aseguró “non existe ningún atestado nin expediente contra min máis aló das multas de tráfico referidas”, que son las que, según la información, habrían provocado la discusión. Continúa Hermida asegura que “o que hai é un recurso de reposición meu contra a multa e a presentación dunha queixa contra a actitude de dito axente”. De hecho, asegura que es a raíz de dicha queja cuando el agente da “unha versión dos feitos distornsionada”. Además, concluye Hermida, en los próximos días presentará una reclamación ante el Ayuntamiento de Pontevedra por la filtración de este expediente.

La polémica sobre Quinteiro planea sobre la coordinadora de En Marea