Los médicos y técnicos, pendientes de Florin Andone

|

Todas las miradas estarán puestas hoy en Florin Andone. El internacional rumano no se ejercitó ayer con sus compañeros en el césped de la ciudad deportiva de Abegondo en la penúltima sesión de trabajo antes del partido con la Real Sociedad en el estadio de Riazor.
El jugador blanquiazul arrastra unas molestias en la pierna izquierda. No se le han hecho pruebas médicas ni el Deportivo ha concretado el músculo en el que el futbolista tiene dolor. El club indica en el parte médico que el futbolista está “pendiente de evolución”. 
En ese caso, se le podría considerar como duda para el partido ante la Real, pero todo apunta a que esta mañana se entrenará con normalidad a las órdenes de Gaizka Garitano y podrá entrar en la lista de convocados para el partido.
De hecho, ayer uno de sus compañeros de vestuario, Carles Gil, admitía que el jugador se quedó en el vestuario por precaución. Además, coincidió con una de las sesiones suaves de la semana, la habitual dos días antes de partido y no es la primera vez que el delantero opta por trabajar a menor intensidad en ese entrenamiento. El pasado 17 de noviembre, antes de la cita con el Sevilla y después de haberse reincorporado a la plantilla tras haber estado con la selección rumana, tampoco se entrenó con el grupo. Entonces, lo explicó en rueda de prensa: “Teníamos sesión para elegir. Obviamente, no para irme a casa, y he estado una horita en el gimnasio”, comentó.
Andone es uno de los que más minutos ha acumulado en los últimos días al haber repetido en Liga y Copa del Rey.
Si finalmente no pudiera entrar en los planes del técnico ante la Real, Joselu, Marlos o Babel serían las alternativas.

¿Su mejor racha?
Andone tiene la oportunidad de batir ante la Real Sociedad su mejor serie de partidos marcando en las categorías principales del fútbol español.
El delantero había estado sin ver puerta diez jornadas, más de 860 minutos, hasta que abrió la lacha en el undécimo partido del campeonato, frente al Granada.
En ese choque su acierto sirvió para dar un punto a los deportivistas.
Después, volvió a celebrar otro tanto ante el Sevilla. Era el 2-0 y su primer tanto oficial en el estadio de Riazor, donde ya había marcado en el trofeo Teresa Herrera ante el Villarreal. Por eso lo celebró con euforia y un efusivo abrazo con el entrenador. Después, el Sevilla le dio la vuelta al resultado.
En Primera División nunca había logrado encadenar tres partidos marcando. Sí en Segunda y Segunda B. En la categoría de plata lo logró en dos oportunidades con el Córdoba el curso pasado.
Andone, que hasta esta temporada solo había disputado cinco encuentros de Primera, puede batir su récord personal ante la Real Sociedad.

Los médicos y técnicos, pendientes de Florin Andone