Los ingresos por las matrículas caen en medio millón tras el plan Bolonia

18 julio 2012 a coruã±a.- el consello de goberno de la universidad de a coruã±a dio ayer el visto bueno a la creaciã³n de la empresa de base tecnolã³gica appentra solutions s.l., nacida en el vivero de e
|

La implantación del Espacio Europeo de Educación Superior, conocido como Plan Bolonia, no solo está provocando cambios en la docencia universitaria, sino que sus efectos también se dejan notar en el plano económico de las instituciones académicas. En el caso de la Universidad de A Coruña, los cambios en las situaciones administrativas derivadas de la transformación de las titulaciones en el proceso de implantación de Bolonia, han provocado un descenso sustancial en los ingresos que la entidad recibe por las matrículas de los alumnos. Sin embargo, “a pesares da positiva evolución”, como señalan desde la entidad en el documento presupuestario de 2012, lo cierto es que estos ingresos han caído en medio millón de euros en apenas un año.

El presupuesto de la Universidad en 2012 se sitúa por debajo de los niveles de 2008

La variación interanual es, por tanto, de un 3,2%, pasando de los 15.229.554 euros en 2011 a los 14.740.900 euros en el presente ejercicio económico. Tras la presentación de los presupuestos al Consello Social de la entidad, el organismo que preside Antonio Abril valoró como “significativa” la reducción del capítulo de ingresos, que para este año quedan cifrados en 123,3 millones. “Esto supone en definitiva, una diferencia de 6,4 millones de euros con respecto a la financiación disponible para el ejercicio 2011 (-4,9%) y sitúa a la institución por debajo de los niveles de financiación disponibles en el año 2008”, señala el Consello Social en su última memoria anual.

 

presupuesto

Según estos datos, la Universidad cuenta para el presente ejercicio económico con algo más de 123 millones de euros, mientras que 2011 se cerró con un presupuesto de más de 129 millones y medio. Buena parte de esta reducción se justifica en el apartado de “transferencias corrientes” que corresponden a las aportaciones de la Consellería de Educación. Si bien, en el último ejercicio este descenso apenas llegó a un millón de euros, el documento presupuestario de la Universidad llama la atención sobre el hecho de que en los últimos tres años estas aportaciones hayan sufrido una caída acumulada de once millones.

Así, y tal y como explica el Consello Social en su memoria, la financiación pública, que baja hasta los 83,7 millones de euros “es una de las principales fuentes de financiación de las que se nutre la institución”. n

 

Los ingresos por las matrículas caen en medio millón tras el plan Bolonia