Los comercios del centro esperan que las ventas se reactiven pronto

Las tiendas desinfectan los productos y las instalaciones, como en Handicap Cero | javier alborés
|

Con la reactivación del comercio y la posibilidad de realizar rebajas en los productos desde este lunes, los comerciantes del centro de la ciudad tienen puestas todas las esperanzas en recuperar las ventas que han perdido durante los últimos meses de cierre de los establecimientos por la crisis sanitaria. La reapertura de los comercios de más de 400 metros cuadrados de superficie gracias a la fase 1 de la desescalada ha provocado, junto al buen tiempo de estos días, que el ambiente en las calles del centro de A Coruña sea mayor y más ameno. 

Desde las asociaciones comerciales Distrito Picasso y la Zona Comercial Obelisco confían en que los clientes se animen a comprar con el paso de los días, y ambas coinciden, además, en expresar la incertidumbre que reina en los comercios de proximidad. “Estamos pasando por una situación muy difícil, con ventas escasas, empleados que todavía no han cobrado, y no sabemos cómo se van a ir arreglando las cosas”, indica Belén Chaver, presidenta del Distrito Picasso.

Además de las grandes multinacionales, Chaver defiende el pequeño comercio por su gran poder de “adaptación” a la hora de cumplir las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias. “Están haciendo los deberes, pero ahora mismo el comercio de proximidad está ahogado”, dice.

Precaución y seguridad
Como posible solución, solicita que los clientes se cuiden y que tomen precauciones y sean responsables en el interior de las tiendas, además de recordar que “el Gobierno parece que nunca se acuerda de los pequeños”. Al fin y al cabo, explica que, mientras no haya seguridad en todos los ámbitos, “la gente no se animará a comprar”. 

Por su parte, el presidente de la Zona Comercial Obelisco, Javier Mosquera, reconoce que en este distrito “las ventas no son las que se esperaban, pero realmente tampoco se esperaba nada porque es todo muy incierto ahora mismo”, sostiene. 

Con el buen tiempo, Mosquera comenta que “la gente pasea por la zona”, pero de momento no se animan a comprar. “En algunas tiendas del centro ya cuelgan carteles de descuentos y rebajas, por lo que con esta medida tenemos la esperanza de que se pueda dar salida al stock de estos meses, ya que hemos perdido días clave como el Día del Padre o el Día de la Madre”, concluye.

Los comercios del centro esperan que las ventas se reactiven pronto