A Coruña da las primeras altas por coronavirus a tres pacientes y trece permanecen ingresados

El Ideal Gallego-2020-03-14-012-d4be14ab
|

El Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac) dio ayer las primeras altas médicas a tres pacientes infectados por coronavirus. Se trata de una noticia que arroja luz a la situación de alarma en la que se encuentra la comunidad gallega, donde ayer ya eran 112 los casos de positivos por Covid-19, de los que 45 se encuentran en el área de A Coruña, siete más que en el día anterior. Trece de estos enfermos permanecen ingresados en el Chuac, cuatro de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y nueve en aislamiento en plantas de hospitalización convencional. 

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, explicó que, si bien A Coruña sigue siendo la zona con mayor incidencia, ha descendido con respecto a otras áreas en los últimos días. “Nos encontramos en una fase de contención reforzada que está a punto de pasar a fase dos”, indicó, al tiempo que, para tratar de frenar la expansión del virus, recomendó aislarse. “Es muy importante evitar grandes concentraciones y, si hay síntomas, es obligatorio quedarse en casa”, dijo. El objetivo es conseguir que la curva “sea plana” y esto se consigue con un “buen aislamiento social”. 

Estudiantes de Madrid
Almuiña también se refirió a los estudiantes de Madrid, País Vasco y La Rioja que regresaron a Galicia tras decretarse la suspensión de las clases en las respectivas ciudades. “Tienen que evitar el contacto con una amplia cantidad de  gente y respetar el aislamiento social durante catorce días, además de comunicar cualquier síntoma que presenten”, reconoció. Lo hizo tras una visita a las dependencias de la Jefatura Territorial de Sanidade en A Coruña y en una comparecencia junto a la jefa territorial, Cristina Pérez, y el responsable de Alertas Epidemiológicas de la citada jefatura, Manuel del Valle.

Si bien el mensaje de calma prevalece en todas las comparecencias del conselleiro, ayer situó el pico máximo del Covid-19 en las dos primeras semanas de abril, por lo que los contagios irán en aumento y la situación de las zonas de mayor riesgo podría llegar a Galicia. Sin embargo, “la dotación de personal y equipamiento” con la que están reforzando los servicios sanitarios “harán que estemos preparados”, sostuvo.

Convenio con el País Vasco
Tras las quejas de las administraciones sobre la falta de medidas de prevención, Almuiña explicó que ya se han realizado compras de material de protección y se ha firmado un convenio con el País Vasco para la obtención de 70.000 mascarillas. Además, durante los próximos días se llevará a cabo la implantación de un cristal protector para la gente que trabaja de cara al público en los centros de salud.

Sobre el uso de mascarillas y la prueba de detección del Covid-19, el conselleiro de Sanidade recordó que “el estudio no es eficaz si no hay síntomas, por lo que no sirve de nada la prueba. Puede dar negativo y en unas horas el virus crezca y se incremente”. El tiempo de respuesta al hacer las pruebas en casa de pacientes con síntomas es de uno a dos días, tal y como dijo Almuiña. “Desde el jueves se cambió el protocolo y el diagnóstico definitivo se hace en Galicia, por lo que es más ágil”, admitió. En el Chuac, por otra parte, ya se ha implantado la prueba de diagnóstico más rápido, con una respuesta de tres horas. 

En cuanto a los síntomas más comunes que presentan los afectados por coronavirus, destaca la fiebre, la tos seca y la disnea (dificultad para respirar). Ante estas señales, una persona se convierte en sospechosa de ser portadora del Covid-19 si, además, ha estado en contacto con un paciente contagiado y si ha viajado a una zona de riesgo.

Más personal de atención
Las llamadas telefónicas al 061 son constantes. A día de hoy ya se han triplicado las recibidas en la jornada de mayor emergencia de la temporada de gripe. Para poder atender a todas ellas, “se han incrementado el espacio de la administración y se ha aumentado el personal”, expresó el conselleiro. Lo hizo pidiendo una vez más el apoyo de la ciudadanía, “un plus adicional para evitar espacios cerrados con mucha gente”, afirmó.

Ante las medidas tomadas durante el día de ayer, la presencia de las personas en la calle fue menor. A media mañana en la plaza de Lugo, donde se encuentra el mercado municipal y numerosos comercios, se notaba una menor afluencia de público en relación a otros días. 

En las dependencias administrativas, la situación era similar. Se seguían los protocolos de mantener a distancia a las personas que acudían a hacer gestiones, incluso poniendo sillas delante de los mostradores para evitar que la personas que hacía la gestión se acercase. Se informaba también de que el máximo de atención a cada persona era de quince minutos.

A Coruña da las primeras altas por coronavirus a tres pacientes y trece permanecen ingresados