Ferreiro expone nuevos presupuestos y “confía” en el apoyo de PSOE y BNG

|

El Gobierno municipal aprobó ayer en la junta de Gobierno Local un nuevo proyecto de presupuestos municipales para este año. Sin posibilidad de votos en contra, puesto que solo la Marea tiene voto en la junta. Ahora toca intentar recabar apoyos de la oposición para aprobar las cuentas en el pleno del próximo 30 de marzo, y, aunque el resto de fuerzas municipales ya tumbaron su primer intento, el alcalde Xulio Ferreiro “confía” que esta vez sea diferente y que el BNG y el PSOE, con los intentó sin éxito consensuar las cuentas públicas, le apoyen o al menos se abstengan.
Para buscar la simpatía de estos dos partidos, el Gobierno local ha incluido en los presupuestos, como una “llamada a la responsabilidad”, algunas “cuestiones” que socialistas y nacionalistas le presentaron a la Marea antes de que las negociaciones se abortaran. Ferreiro llegó ayer a “agradecer” sus propuestas a las fuerzas políticas de la oposición que “participaron en las rondas de negociación y que, de una forma u otra, dejaron su huella”. Preguntado acerca de si está dispuesto a incluir nuevas modificaciones sugeridas por el PSOE y el BNG, el alcalde afirmó que está “dispuesto” a negociarlas si no “desvirtúan” las líneas generales de su Gobierno, fuesen “coherentes” con el espíritu de los presupuestos y “asegurasen su aprobación definitiva”.
Ferreiro resaltó también que esta semana Compostela Aberta aprobó los presupuestos de Santiago con la abstención del PSOE y el BNG, y se preguntó “por qué A Coruña debe quedar en peor situación presupuestaria”.
Los socialistas fueron menos conciliadores al evaluar  los presupuestos. José Manuel Dapena, su portavoz, cree que “en modo alguno responden a alguna negociación”  y acusó al alcalde de “inacción” y de decidir “de forma unilateral qué cosas sacaba del programa del PSOE”. Los socialistas, afirma el edil, no se ven “reflejados” en los presupuestos. Pero Dapena no cerró totalmente la puerta a permitir su aprobación negociada, pues ayer señaló que actuará de forma “constructiva”, negociando con el Gobierno local aquellas aportaciones que sean útiles para la ciudad.
El BNG empleó un tono menos agresivo, pero mantuvo reservas. Los nacionalistas creen  “positivo” que los presupuestos incluyan propuestas suyas, como el aumento de fondos para acondicionar colegios y mercados municipales, pero critican que no aparezcan otras actuaciones, que pesen las “externalizaciones” y que la ciudadanía no haya participado en el proceso de redacción. El BNG promete más “aportaciones” para las cuentas.

Ferreiro expone nuevos presupuestos y “confía” en el apoyo de PSOE y BNG