El Celta firma su peor arranque liguero desde la temporada 1995-96

Deporte Campeón-2013-10-08-010-93dd1463
|

El Celta de Luis Enrique, con seis puntos de veinticuatro posibles tras disputarse ocho partidos de Liga, firma su peor arranque de campeonato desde la temporada 1995-96, cuando a estas alturas de la temporada sumaba cinco puntos con el argentino Carlos Aimar en el banquillo.
La racha de tres derrotas consecutivas, tras caer en la última jornada ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón (2-1), ha frenado el buen inicio de curso del conjunto gallego, que había arrancado con dos empates en su casa ante el Espanyol (2-2) y el Granada (1-1) y una victoria ante el Betis (1-2) en su visita al Benito Villamarín.
Unos números que recuerdan a los que el Celta firmó en la campaña 1995-96, que inicio el argentino Aimar y que terminó con Fernando Castro Santos en el banquillo de Balaídos.
El técnico argentino fue destituido precisamente tras caer ante el Sporting de Gijón en la octava jornada. Su equipo había sumado únicamente cinco puntos hasta ese partido, después de ganar al Salamanca, empatar con el Tenerife y Real Sociedad y perder frente a Compostela, Albacete, Racing de Santander y Atlético de Madrid.
Desde entonces, los números siempre han sido mejores que en el presente curso, incluso en las temporadas en las que el Celta acabó descendiendo a Segunda División (2003-04 y 2006-07).
La temporada 1996-97, todavía con Castro Santos como entrenador, el Celta cerró la octava jornada con nueve puntos.
Una puntuación que los celestes mejoraron la temporada siguiente, con Jabo Irureta en el banquillo, gracias a sus triunfos ante Zaragoza, Betis, Salamanca y Valencia y empates contra Espanyol y Atlético de Madrid.
Con el técnico vasco también como entrenador, el Celta llegó la temporada 1998-99 a la octava jornada.
Eran años en los que el conjunto vigués paseaba su nombre por Europa y se codeaba con los grandes del fútbol español.
Con la llegada de Víctor Fernández al banco de Balaídos, en la temporada 1999-2000, el Celta firmó un gran arranque de Liga, con cinco victorias y tres derrotas en las ocho primeras jornadas.  Miguel Ángel Lotina le sustituyó en el curso siguiente y con el navarro como entrenador el Celta llegó a la octava jornada con 19 puntos.
Sin embargo, la aventura de Lotina no duró mucho en Vigo, pues fue cesado tras la jornada 21 del campeonato 2003-04, el del debut en la Liga de Campeones del Celta, el del primer descenso a Segunda del nuevo siglo.
Tras un año en la categoría de plata, el conjunto gallego volvió a Primera la temporada 2005-06 de la mano de Fernando Vázquez. El entrenador gallego estuvo dos campañas en Vigo y mejoró los números de Luis Enrique en la octava jornada.
Después de cinco años en la liga Adelante, el Celta volvió a Primera la temporada 2012-13 con Paco Herrera como entrenador, aunque sería su sucesor en el banquillo de Balaídos, Abel Resino, el que lograría el milagro de la salvación.
 La directiva de Carlos Mouriño destituyó a Herrera tras perder en Getafe en la jornada 24, aunque sus números en la octava jornada siguen siendo mejores que los de Luis Enrique tras sumar nueve puntos ante Osasuna, Getafe y Sevilla. El ambiente en Vigo no es adecuado para la continuidad de Luis Enrique.

El Celta firma su peor arranque liguero desde la temporada 1995-96