Cuenta atrás hasta final de año para entrar en concurso de acreedores

lendoiro afrontará el viernes la junta de accionistas quintana sólo treinta accionistas estuvieron presentes en el consejo de accionistas del deportivo

El embargo de Hacienda sobre la práctica totalidad de los ingresos del Deportivo ha ahogado al club herculino. Augusto César Lendoiro se reunió ayer con los jugadores y el presidente de la AFE en el vestuario de Riazor y después atendió a los medios de comunicación en una rueda de prensa improvisada para anunciar que las negociaciones con Hacienda tienen fecha tope. O hay acuerdo (casi imposible) inminente o el club estará en concurso antes de que acabe el año.

“Antes de fin de año habrá una solución. Si no hay acuerdo con Hacienda, ir a concurso”, expuso el dirigente. La presión del fisco hace insostenible la situación actual a pesar de que el Deportivo, en preconcurso de acreedores desde el 8 de noviembre, tenía dos meses y medio para seguir las conversaciones con los acreedores. Lendoiro pide el mismo trato que tuvo el Celta.

 ahogado
“No podemos esperar más”, reconoció el dirigente blanquiazul

“No podemos esperar más tiempo. El Deportivo, lo único que pide, es un trato igualitario al que han recibido otros clubes en el ámbito gallego. Eso nos da todas las posibilidades de no solicitar el concurso y llevar una vida totalmente normal pagando a todos los acreedores la totalidad de la deuda, entre ellos a la Agencia Tributaria”, dijo el dirigente blanquiazul.

“Dependemos de Hacienda”, insistió Lendoiro, quien sí ve factible llegar a acuerdos con el resto de los acreedores.

El presidente señaló que, si el Deportivo entra en concurso, este seré voluntario y no necesario (impuesto).

 

trato igualitario

El dirigente afirmó que el club “no quiere ir al concurso de acreedores” y abogó por llegar a un acuerdo con Hacienda para que levante el embargo, pero es consciente de que será difícil que el fisco le tienda la mano: “No puedo ser muy optimista, pero tampoco tengo que ser muy negativo. Seguimos esperando que haya esa reflexión por parte de todos y sabiendo que la única forma de cumplir con toda la deuda con Hacienda es no ir a concurso. Y no pedimos trato de favor. Y es para pagar todo, no parte, como han hecho otros”.

“Es evidente que hay casos de equipos en grandes ciudades españolas que están en situación, como mínimo igual, a la del Deportivo o peor y reciben un trato que nosotros no tenemos. No solo en ciudades tan grandes como Madrid o Barcelona, también en otras más pequeñas”, apuntó Lendoiro sin señalar con el dedo.

El presidente habló de lo que puede suponer la entrada de los administradores concursales: “Entiendo que el día a día de la entidad no se fiscaliza. Como mucho, será ponerse de acuerdo el primer día en algunos particulares. En lo que sí va a incidir una administración concursal será en fichajes, en traspasos, en salidas y entradas”.

Lendoiro insistió en que el club intenta evitar el concurso porque quiere cumplir con sus acreedores. “El Deportivo no tiene problema para ir a concurso, pero a mí me duele que haya gente que pueda perder. Hay empresas grandes a las que prácticamente no le afecta, pero a empresas pequeñas sí puede afectarles mucho”.

Y concluyó: “No pedimos compasión, pedimos justicia, el mismo trato que han tenido otros gallegos. Pero que no se utilicen mal los términos, no estamos de rodillas. Y si no, no pasa nada. Vamos a concurso”.

el decálogo

1. ¿solución?
El concurso puede ser una solución en tiempo de crisis, pero, ante todo, es una obligación si no se puede atender a los pagos.

2. dirección
El juez decide. En régimen de intervención, asesora a la actual junta. Si es suspensión, les sustituye

3. gobierno
Si la petición de Ley Concursal es voluntaria, tal y como anunció Lendoiro, se aplicaría el régimen de intervención.

4. presión
Hacienda presiona más hoy en día. Los clubes deben poner solución a su deuda con el fisco, que se disparó a 750 millones.

5. objetivo
El más importante, garantizar el pago a los acreedores. Después, la viabilidad del club.

6. garantía
Al estar supervisada la gestión por un juzgado, los acreedores se garantizan el cobro de modo proporcional a la cantidad adeudada.

7. Tiempo
El proceso concursal podría llevar al menos dos años en el caso de una entidad como el Deportivo.

8. salarios
Plantilla y cuerpo técnico percibirán las cantidades que estipulan sus contratos desde que el club entre en concurso de acreedores.

9. descenso
Si no consigue pagar a los jugadores o al entrenador, podría descender a Segunda B. En junio de 2013 se cierra el ejercicio.

10. ¿Chollo?
Es una buena solución, una salida ventajosa. El riesgo, ahora, es la posibilidad de perder la categoría tras la reforma de la ley.

Cuenta atrás hasta final de año para entrar en concurso de acreedores

Te puede interesar