Sanidad se pronuncia sobre "la situación de alerta" en Corme

Disminuye el brote pero Sanidad mantiene evitar el consumo de agua de la traída en Corme

La Consellería de Sanidade ha cerrado este viernes "la situación de alerta" en el municipio de Ponteceso (A Coruña) tras un brote de gastroenteritis y ha levantado las restricciones sobre el consumo del agua de la traída municipal de la parroquia de Corme.

Así lo ha informado Sanidade en un comunicado tras recibir este viernes por la mañana las analíticas del Laboratorio de Saúde Públca de la Xunta y de la empresa gestora del abastecimiento.

"Los resultados de ambas son coincidentes y acreditan la no contaminación microbiológica ni por norovirus --agente causal del brote de gastroenteritis--, por lo que se considera que la ingesta de agua de la citada traída cumple con los requisitos exigidos que garantizan su potabilidad y su consumo", ha subrayado el departamento autonómico.

Por ello, a la vista de los resultados, el equipo del brote de gastroenteritis ha procedido al cierre de la situación de alerta y ha comunicado al Ayuntamiento de Ponteceso el levantamiento de la restricción de consumo de agua de abastecimiento municipal en Corme, "siempre que se mantengan las condiciones actuales del abastecimiento y de los autocontroles de la traída", ha puntualizado.

También ha destacado Sanidade que han sido "favorables" las medidas "correctoras" realizadas por la empresa gestora responsable del servicio de abastecimiento. "Las muestras de agua fueron tomadas por la empresa en los mismo puntos donde se encontraran importantes niveles de contaminación fecal y tras adoptar las correspondientes medidas", ha explicado.

Así, señala la Consellería, "en la notificación que la empresa remitió" a Sanidade "se indica que los resultados son favorables e indicarn que el agua de la traída de Corme es potable".

Sanidad se pronuncia sobre "la situación de alerta" en Corme

Te puede interesar