Los datos de las analíticas revelan que no hay arrastre de cenizas al río Eume

|

Los datos de las analíticas que la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, a través de Augas de Galicia, está realizando en el río Eume revelan que no hay presencia de arrastres ni filtraciones desde las zonas quemadas del monte del parque natural de las Fragas.

Según informó la Xunta, los resultados de las muestras recogidas a lo largo de la mañana de ayer sobre PH, turbiedad, temperatura, conductividad y oxígeno disuelto ponen de manifiesto la normalidad de la situación y no se ha detectado la presencia de materiales contaminantes que las lluvias registradas estos días pudieran arrastrar.

Una estación situada
antes de la captación de Pontedeume analiza el
agua cada diez minutos

A este respecto, la Xunta señaló que, tras el incendio declarado en las Fragas do Eume, se puso en marcha un programa especial de vigilancia de la calidad del agua del río Eume, ante el riesgo de que las lluvias esperadas para los días festivos como las de este fin de semana pudieran producir el arrastre de las cenizas y del suelo susceptible de erosión hasta el cauce fluvial, afectando tanto al ecosistema acuático como a la captación de abastecimiento de la villa de Pontedeume.

 

Mecanismo de alerta > El citado programa tiene por objeto conocer en tiempo real la posible afectación del río, de forma que se pueda alertar a los diferentes centros de decisión con la suficiente antelación que permita la adopción de las medidas oportunas.

En este sentido, Augas de Galicia dispone de una estación de la red CAVE (Calidade-Vertidos) situada antes de la captación de Pontedeume, que mide y transmite los resultados de las analíticas cada diez minutos.

Según informó la Xunta en un comunicado, para completar el operativo se realiza diariamente la medición de estos parámetros “in situ” en cinco puntos distribuidos a lo largo del río, desde el embalse hasta la estación CAVE. En el caso de que se constatase alguna variación en la calidad del agua se intensificaría el seguimiento y se alertaría a la Dirección Xeral da Natureza de esta situación.

Al mismo tiempo, se daría traslado inmediatamente al Ayuntamiento de Pontedeume y la empresa Aquagest, concesionaria del abastecimiento en este municipio, de las posibles variaciones, para que adopten las medidas oportunas de cara a garantizar el suministro de agua a la población.

Por otra parte, el Ejecutivo autonómico recordó que también se está trabajando en un operativo de medidas urgentes, que se pondrá en marcha de forma inmediata, orientado a tratar de estabilizar el suelo en las áreas afectadas por el fuego, con el fin de impedir la posible llegada de sedimentos al río Eume.

Los datos de las analíticas revelan que no hay arrastre de cenizas al río Eume