Los centros tendrán 7 días para diseñar horarios de clase 'online' que activarán en caso de cuarentenas

Los centros tendrán 7 días para diseñar horarios de clase 'online' que activarán en caso de cuarentenas
|

Los centros educativos públicos y concertados tendrán una semana, a partir de una resolución que se publicará en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de forma "inminente", para adaptar sus horarios a un plan de docencia no presencial.

Este se activará para 3º de Primaria y los cursos siguientes en caso de que se decrete la cuarentena de un aula, un colegio completo o de la población en general por la pandemia del coronavirus.

Así lo ha anunciado este lunes el conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, en una rueda de prensa para presentar la hoja de ruta de enseñanza virtual ante la COVID-19 elaborado por la Xunta.

En este acto, que ha tenido lugar en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela, también han participado el secretario xeral técnico de la Consellería, Manuel Vila, y el director xeral de Educación, José Luis Mira.

Se trata, en palabras del conselleiro, de un documento que pretende "regularizar, ordenar y estructurar la enseñanza a distancia" destinada para aquellas aulas y centros que tengan que confinarse. "El objetivo principal es que la crisis sanitaria no derive, en ningún caso, en una crisis educativa", ha resumido.

"Ante un escenario de pandemia que puede prolongarse en el tiempo, las familias deben saber que, en caso de que sus hijos deban quedarse en casa en algún momento por confinamientos de mayor o menor duración, van a contar con un plan de enseñanza virtual, completo, con horarios definidos, clases y tareas organizadas, que se suma a las medidas ya en marcha", ha continuado Rodríguez.

"HORARIOS ESPEJO"

Una de las principales novedades que introduce el plan es la elaboración de lo que el conselleiro ha denominado "horarios espejo": una programación adaptada al modelo telemático que deberá seguir un esquema lo más "semejante" posible a la enseñanza presencial. "Aunque obviamente será diferente", ha reconocido.

De hecho, este horario tendrá que respetar los descansos de los alumnos y las cargas lectivas de cada materia, con una distribución que tendrá un mínimo del 60 por ciento de docencia virtual y el 40 por ciento restante para tareas y actividades por parte del estudiante. También se establecerá una sesión de tutoría para los alumnos y otra para las familias.

El horario adaptado deberá estar preparado y enviado tanto a las familias como a la Xunta en un plazo de una semana a partir de la publicación de una resolución en el DOG, lo cual será de forma "inminente". "Hoy o mañana", ha asegurado el conselleiro, preguntado al respecto en la rueda de prensa.

Para impartir las clases, el profesorado --desde su domicilio o desde el propio centro-- contará con la plataforma de videoconferencia institucional ya disponible, que permite una interacción "a tiempo real", según ha recordado el conselleiro; y dispondrá de la tradicional aula virtual, que se configura como "un espacio digital de trabajo" para organizar los contenidos.

ASISTENCIA Y EVALUACIÓN

Además, Román Rodríguez ha explicado que el plan de la Xunta contiene instrucciones a seguir para que los profesores puedan controlar la asistencia diariamente y evaluar al alumnado en base a "unos contenidos concretos".

En este sentido, el secretario xeral de Educación ha recordado que los centros ya tienen "un plan de contingencia" en el que "tienen que contemplarse la programación de cada una de las materias". "Prácticamente nada va a cambiar, más que la metodología", que será 'online', ha afirmado José Luis Mira.

Así, tal y como establece el plan, será la dirección del centro --a través de la jefatura de estudios-- la que requerirá al final de cada semana una relación de aquellas actividades que realizó el profesorado en base a ese 'horario espejo'.

Mientras tanto, el orientador velará por el cumplimiento del plan de atención a la diversidad y coordinará la vigilancia del alumnado con necesidades educativas especiales.

REPARTO DE RECURSOS INFORMÁTICOS

Asimismo, se contempla la distribución de herramientas informáticas para estudiantes "con necesidades o con carencias" de recursos.

Sin embargo, de acuerdo con el plan presentado este lunes, el mismo día del cierre del aula o del centro serán los equipos directivos los que afronten la situación "con sus propios recursos tecnológicos".

Eso sí, una vez atendidas estas carencias iniciales, las direcciones trasladarán urgentemente a la Inspección educativa las necesidades de equipos que se queden sin cubrir, una cuestión de la que se encargará la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) de la Xunta.

El reparto de los recursos se realizará en el propio colegio y, una vez terminada la situación de confinamiento, el propio centro deberá recoger el material "en el plazo máximo de tres días", para luego devolverlo a la Administración.

Las pautas incluidas en esta hoja de ruta están destinadas para las aulas de 3º de Primaria y niveles siguientes. Sobre las etapas anteriores, el secretario xeral de Educación ha dicho que "es muy difícil" que los niños, por su edad, empleen dichas herramientas.

Y es que, si bien los más pequeños podrán recibir formación por medios telemáticos, esta "no tiene una necesidad de organización a través de aulas virtuales".

MÁS DE 900 ACCIONES FORMATIVAS

Para hacer efectiva esa comunicación 'online', la Consellería prevé continuar con acciones de formación al cuerpo de profesores, algunas realizadas en los últimos meses y otras actividades --más de 900-- ya en marcha.

No en vano, Rodríguez ha valorado el papel del profesorado durante la pandemia, ya que "está haciendo un grandísimo trabajo" y "se está adaptando a la nueva situación dando una respuesta ejemplar al conjunto de la ciudadanía".

"PREPARADOS" PARA UN CONFINAMIENTO DOMICILIARIO

El plan de teledocencia está pensado, inicialmente, "frente a confinamientos parciales de aulas y centros" --no para grupos de alumnos que deban guardar cuarentena--.

No obstante, el conselleiro ha confirmado que las instrucciones regirán "en el caso hipotético de que haya que tomar medidas más fuertes", como puede ser el cierre de los colegios e institutos.

"Esperemos que no ocurra, pero nadie lo puede decir con certeza, porque si algo ha demostrado la actual situación es que es impredecible. Pero en caso hipotético de que así sea, tenemos que estar preparados", ha dicho, preguntado al respecto por los medios, tras lo cual ha garantizado que la Amtega "trabaja" para dar "una respuesta tecnológica" a todos los alumnos que precisen recursos ante ese escenario.

Los centros tendrán 7 días para diseñar horarios de clase 'online' que activarán en caso de cuarentenas