Joya y Espaijoia se convierten en la meca de los amantes de la joyería

Fotografía cedida por el Salón Joya de Barcelona de varias de las joyas elaboradas con plástico, cobre cartón, titanio y árbol hindú que presenta esta semana en la feria que se celebra en la capital barcelonesa. E
|

Los salones Joya y Espaijoia, que abren hoy sus puertas dentro de la Semana de la Joya de Barcelona, convierten esta ciudad en la meca de los amantes de la joyería, que podrán admirar tanto los diseños de autor como los más comerciales, entre los cerca de 350 profesionales asistentes.

Un total de 215 joyeros de autor procedentes de los cinco continentes exhiben sus piezas al público en la quinta edición del salón Joya, en el Convento de los Ángeles-FAD, entre los que destacan cuarenta artistas individuales, numerosas galerías de arte y una muestra de los alumnos de distintas escuelas de arte.

Joya se caracteriza por ser un lugar de encuentro del diseño, el talento, la técnica y la profesionalidad de los mejores artistas de la joyería contemporánea de todo el mundo, así como por la originalidad y exclusividad de sus piezas, junto con la investigación de nuevos materiales, según afirman sus promotores.

En este sentido, destaca la colección de piezas hechas con cemento combinado con alambre, madera, resina y aluminio de la costarricense Amira Jalet, tituladas "la esencia del otro", que recibió el premio a la Joyería Contemporánea 2013 de la Fundación Cominelli (Italia).

También se muestra la "gastrojoyería" de la española Ana Puig, con "palomitas" de oro y plata; la porcelana de la coreana Mi Know; las joyas en titanio y oro de colores del español José Marín o las gargantillas de papel, inspiradas en las históricas "chorreras" del siglo XVII, de la italiana Silvia Beccaria.

La tercera edición del salón Espaijoia, dedicado al sector profesional y basado en la exposición y el negocio, pretende ser un un escaparate innovador en el que predomina la calidad, el diseño y una cuidada selección de los productos.

Bajo el paraguas de ambas ferias, se pretende potenciar la ciudad de Barcelona como capital de la joyería, han afirmado el codirector de Joya, Paulo Ribeiro, y el director de Espaijoia, Juan Valencia, durante la apertura de ambos salones.

La idea de celebrar juntos estas muestras se hace con la intención de potenciar el sector español, atrayendo a comerciales y distribuidores del exterior, así como ampliar la oferta de artesanos de autor de todo el mundo en nuestro país, según ha subrayado Paulo Ribeiro a Efe.

Al abrigo de estos dos salones, el Fomento de las Artes Decorativas (FAD) celebrará esta noche la 19 edición del premio de joyería contemporánea Enjoia't (Enjóyate), destinado tanto a profesionales como a estudiantes, cuyos ganadores expondrán su obra en la cripta del FAd en la próxima edición.

Por otra parte, la Escuela de Joyería Alchimia de Florencia regalará un curso intensivo de dos semanas en su sede al estudiante más prometedor, dentro de los representados en el salón Joya procedentes de las escuelas de diseño.

Finalmente, el próximo sábado la galería barcelonesa La Basílica, propiedad de Piotr Rybaczec, premiará con 1.000 euros y con una exposición individual en su galería, situada junto a la Catedral de Barcelona, al mejor joyero de autor presente en Joya.

Joya y Espaijoia se convierten en la meca de los amantes de la joyería