Los socialistas denuncian los recortes para las políticas locales de bienestar

La portavoz municipal socialista, Mar Barcón patricia g. fraga
|

  El grupo municipal socialista ha denunciado que el recorte del 39% en los programas sociales de los Presupuestos Generales para 2012 supone “poner en peligro las políticas de bienestar de la ciudad, toda vez que se minimizan todas las partidas y en las diferentes áreas sociales”.

Así, lamentan y critican al alcalde que “dé la espalda a los datos, siga con la camiseta del Partido Popular y sea capaz de mostrar su satisfacción por unas cuentas que ponen en riesgo la atención a los mayores y los servicios de bienestar”. En este sentido, destacan que, mientras que el alcalde considera que los Presupuestos permiten “mirar al futuro”, su interpretación de la realidad es que “se observa un horizonte negro y más complicado para las familias coruñesas a la vista de los recortes”.

Así, a la reducción presupuestaria para las políticas de servicios sociales para mayores, destacan los recortes del 19% para los programas de discapacidad, un 21% menos en los programas de violencia de género; un 42% menos en los de atención infantil y a la familia y un 20% menos en los programas de igualdad.

Para los socialistas, esto supone un “brutal tijeretazo” y e instan al alcalde que deje de estar “satisfecho”. Critican que los recortes impuestos por el Gobierno Central son la aplicación de políticas “injustas, regresivas e inhumanas, que atacan las economías de los que menos tienen”.

 

Desajustes > En esta línea, los socialistas critican duramente que “al tiempo que el gobierno de Rajoy, con el silencio cómplice de Negreira, sube los impuestos a los que menos tiene, le aplica recortes generalizados y brutales en todos aquellos programas sociales que podrían suponer un alivio para estas mismas familias”. El grupo municipal denuncia que las familias con menos recursos pagan más impuestos y reciben menos ayudas y prestaciones.

Recuerdan que estos recortes se vienen a sumar a las “medidas regresivas” ya aprobadas en dos ocasiones anteriores, como la reforma laboral y la subida de impuestos, “que sufren los coruñeses en sus nóminas con el aumento de las retenciones de IRPF”, critican.

 

Los socialistas denuncian los recortes para las políticas locales de bienestar