Las restricciones en la recogida de comida a domicilio provocan confusión en el sector de la hostelería

En el Meal & Coffee se prepara comida para llevar a diario | patricia g. fraga
|

Todos los sectores de la economía viven momentos difíciles, pero al de la hostelería se añade el hecho de que depende de grandes aglomeraciones de gente, así que será de los últimos en recuperarse. Los hosteleros tratan de sobrevivir como pueden. Por ejemplo, con la venta de comida a domicilio, una de las pocas alternativas que les quedan, pero algunos ya han sido visitados por la Policía Local, que les ha advertido de que no se permite la recogida en el establecimiento de la comida encargada por parte de los clientes. Esto ha generado confusión entre los hosteleros y varios de ellos han acudido a la Subdelegación del Gobierno para pedir una aclaración.

Entre ellos se encuentra Fernando Rey, que regenta un local en el número 253 de la ronda de Outeiro. “A mí me vino la Policía Local, y lo mismo ha pasado con varios locales de la zona, y creo que lo que ocurre es que la Subdelegación del Gobierno no se ha puesto en contacto con la Policía Local”, dice el hostelero, que señala que en otros locales el público puede adquirir artículos como café caliente, y no comprende cuál es la diferencia.

Decreto modificado

La confusión estriba en que se está aplicando el Real Decreto 463/2020, publicado el 14 de marzo, sin las modificaciones que se añadieron el 19 de marzo por el Ministerio de Industria. El primer texto señala que se suspenden “las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente servicios de entrega a domicilio”, pero no de recogida. Es decir, que se puede llevar la comida a la casa del cliente pero el cliente no puede recogerla en el local. Sin embargo, en la aclaración que se puede consultar en la página web del Ministerio de Industria se observa que se permite al comercio minorista entregar comida en su local siempre evitando aglomeraciones de clientes. Lo mismo ocurre en negocios como asadores de pollos y pizzerías o restaurantes.

El hecho de que se esté aplicando la interpretación más restrictiva del decreto, provoca que la situación del sector de la hostelería sea más acuciante en el caso de A Coruña que en otras partes de España. Fernando Rey asegura que incluso ha enviado una petición al delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, para que consulte a sus homólogo de Andalucía, por ejemplo. Antes de que comenzara la crisis, vendían 300 unidades, y después pasaron a vender 30. Si no les permiten recibir clientes, las ventas se reducirán a diez.

“Antes nosotros dos, que somos autónomos, ganábamos para pagar la luz, para que no se estropeara la comida. Pero ahora, ni eso”, protesta.

Las restricciones en la recogida de comida a domicilio provocan confusión en el sector de la hostelería