El 091 busca a los autores de un intento de robo en el Banco Popular de Pocomaco

|

El Ideal Gallego-2011-06-06-004-60a39eae

abel peña > a coruña
  La Policía Nacional busca a los responsables de un intento de robo a la sucursal del Banco Popular del polígono de Pocomaco. El fallido delito tuvo lugar en la noche del viernes 27 al sábado 28 de mayo y, desde entonces, investigadores de la Policía Judicial tratan de identificar y detener a los autores, que penetraron en al sucursal a través de un butrón practicado en el techo. Sin embargo, una vez en el interior, no consiguieron abrir la caja de caudales, así que tuvieron que renunciar y marcharse sin llevarse el botín por el que habían acudido.  
La asociación de empresarios del polígono, de titularidad privada, lamentó el suceso, aunque señaló que esta clase de incidentes son muy raros. “De hecho, esta es el primer caso que tenemos en años”, señalaron desde la oficina de información de la entidad. Allí también recordaron que el polígono cuenta con medidas de seguridad, incluidos guardias que realizan rondas constantes, y que en este caso no detectaron nada extraño.
Es cierto que los butrones en bancos son bastante raros en A Coruña y, de hecho, este es el primero que haya trascendido al dominio público en lo que va de año. Sin embargo, del que se sepa es el primero que ha tenido lugar  lo cierto es que los robos en bancos por el método del butrón no son desconocidos en el área metropolitana y el último del que se tuvo constancia tuvo lugar en enero en O Miño.

A mano armada > En aquel entonces causó alarma entre los residentes de la localidad el hecho de que un hombre, con el rostro cubierto y armado con una pistola y un cuchillo de grandes dimensiones, entrara en la sucursal del Banco Santander, amenazara y amordazara a la subdirectora y a uno de los empleados, y huyera con un botín de unos 20.000 euros. El individuo había accedido al interior de la oficina a través de un butrón de menos de un metro que había practicado en un portal de viviendas contiguo que se encontraba en venta. Una vez al otro lado, esperó unos veinte minutos, el tiempo que tardó en abrirse la caja con sistema de apertura retardada, antes de actuar.
En general, los atracos que se cometieron hasta hace poco en el área, y que la Guardia Civil achaca a una banda organizada, son calificados por los entendidos como “más profesionales” que los que tienen lugar en A Coruña, donde los asaltos más recientes a instituciones bancarias tuvieron lugar a la luz del día, normalmente cuando faltaba poco para cerrar, y   estaban protagonizadas por toxicómanos armados con objetos punzantes. De ahí que se especule que los responsables del intento del robo del Banco Popular podrían ser de fuera de la ciudad.
Es posible incluso que se tratara de delincuentes rumanos, conocidos por su preferencia por este método de robo. Además, pesa el hecho de que intentaran robar la caja en vez de amenazar a los empleados. Hay agentes que señalan la diferencia básica en el modus operandi: “Cuando un butrón lo hace alguien de aquí, normalmente es para esperar en el interior a que abran. Lo encañonan y le obligan a abrir la caja, porque a esa hora todavía no está puesta la cerradura temporizada”. Un ejemplo de ello es el caso de O Miño, pero también puede darse una segunda opción: que los delincuentes decidan llevarse la caja y abrirla por sus propios medios.
Es algo que sólo hacen los delincuentes mejor formados, que desde las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado identifican sobre todo como centroeuropeos y especialmente rumanos (no hay que olvidar que forman el cuarto grupo de Teixeiro). Pero es que además, el hecho de que pudieran burlar la vigilancia privada o que simplemente se planteara actuar en un polígono vigilado, apunta hacia delincuentes profesionales.
Incluso el hecho de que entrara por el tejado es una característica propia de los centroeuropeos, más agiles que sus contrapartidas españolas, igual que el hecho de que roben en fin de semana. “Esto es típico de los centroeuropeos, que no les preocupa estar cinco o seis u ocho horas picando si al final consiguen la caja”, explicaron expertos.

El 091 busca a los autores de un intento de robo en el Banco Popular de Pocomaco