Galicia planea aumentar la protección en zonas peatonales y mejorar la cooperación policial contra el terrorismo

Un momento de la reunión en la Delegación de Gobierno | cabalar (efe)
|

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, explicó ayer, tras una reunión con los responsables de seguridad en cumplimiento de una instrucción del Ministerio del Interior a raíz de los atentados de Cataluña, que está en fase de estudio la protección física en zonas peatonales y que las fuerzas del orden trabajan en la mejora de la cooperación.
La Delegación del Gobierno acogió el encuentro presidido por Villanueva y en el que participaron el jefe superior de Policía de Galicia, Manuel Vázquez; el general jefe de la XV zona de la Guardia Civil, Ángel Alonso; y los subdelegados en A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra: Jorge Atán, Ramón Carballo, Roberto Castro y Ana Ortiz.
En este encuentro se actualizaron, reforzaron e intensificaron las medidas de seguridad vigentes desde hace dos años en toda España en el marco del nivel cuatro de alerta antiterrorista.Santiago Villanueva destacó que las fuerzas de seguridad estudian medidas que incluyan medios físicos de seguridad en calles y paseos turísticos o comerciales, dotándolos de estabilidad no solo en fiestas o momentos puntuales.
Está previsto también que se potencien y perfeccionen los mecanismos de cooperación policial con refuerzo de controles preventivos. También aumentará la presencia de miembros de las fuerzas del orden en calles, zonas de afluencia pública, de ocio, áreas deportivas e infraestructuras críticas y de transporte.

Reuniones locales
Fuentes de la Delegación del Gobierno destacan como elemento fundamental la implicación, “si cabe aún mayor de la existente, de los cuerpos de las policías locales en el actual nivel de alerta antiterrorista cuatro reforzado.
El objetivo es incorporar, dentro de sus competencias, las capacidades de estos cuerpos al desarrollo de las medidas recogidas en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.
Esto se consigue a través de la promoción de reuniones de las Juntas Locales de Seguridad en las que se llevará a cabo un análisis de riesgos que permita valorar la instalación de medidas pasivas de seguridad. Villanueva destacó durante la reunión la importancia de la colaboración ciudadana, “imprescindible para una mayor seguridad tal y como quedó demostrado con lo vivido en Barcelona, donde la colaboración fue fundamental para la localización del autor del atentado de Las Ramblas”.
Asimismo, durante el encuentro recordó que Galicia es la cuarta comunidad autónoma con menor tasa de criminalidad, con 27,3 infracciones penales por cada mil habitantes. La tasa de criminalidad gallega permanece por debajo de la media nacional, que es de 43,3, por lo que Galicia tiene dieciséis infracciones penales menos por cada mil habitantes.
Entre enero y junio, Galicia tuvo 35.883 delitos y faltas, lo que supone un descenso de la criminalidad en la comunidad autónoma del 0,7 por ciento con respecto a idéntico periodo de 2016, cuando se conocieron 36.119.
La Comunidad continúa con la línea descendente que se inició en 2012 en un momento en que se han reforzado los controles en carreteras, en especial en las zonas de acceso a las principales ciudades gallegas. l

Galicia planea aumentar la protección en zonas peatonales y mejorar la cooperación policial contra el terrorismo