Las solicitudes para la residencia Elvira Bao superan la mitad de plazas

Valentín González Formoso, Goretti Sanmartín y Julio Abalde visitaron las instalaciones

La Universidad recibió 25 solicitudes para las 46 plazas que oferta por el momento en la residencia universitaria “Elvira Bao”, aunque confía en que los estudiantes Erasmus completen los puestos disponibles antes del inicio del curso. 
De este modo, la Universidad tendría ocupadas más de la mitad de las plazas de la residencia, cuyos trabajos de acondicionamiento se espera que estén terminados en septiembre para que los ocupantes puedan estar desde el inicio del próximo curso académico.
El rector, Julio Abalde, señaló que la cifra es buena para ser la primera convocatoria y que los estudiantes Erasmus, que realizarán sus solicitudes más adelante, permitirán que haya una ocupación total en las instalaciones ubicadas en el colegio Calvo Sotelo.
El desconocimiento de la nueva instalación y el tardío plazo de solicitud fueron dos factores apuntados por el rector para entender que el número de peticiones no fuese mayor. En relación al segundo aspecto, explicó que no se pudo hacer antes porque tenían que asegurar que el espacio estaría listo en septiembre.
Para el inicio del próximo curso, la residencia universitaria “Elvira Bao” ofertará hasta 44 plazas en habitaciones dobles y otras dos que serán para estudiantes con alguna discapacidad a su movilidad, que se alojarán en régimen individual y con la posibilidad de residir junto a algún asistente personal para garantizar su autonomía. 
Si para el inicio del próximo curso académico habrá cerca de medio centenar de plazas disponibles, estas casi se triplicarán para el inicio del año. Este es el momento en el que se calcula que la capacidad de la residencia universitaria pasará a ser para 118 personas.
Julio Abalde aseguró que para esta segunda fase se va a abrir una nueva convocatoria para poner a disposición de los estudiantes aquellas plazas que se habiliten y las que no se ocupasen ahora. 
El rector también explicó que los estudiantes que obtengan plaza en la residencia universitaria contarán con un documento en el que se les explicarán todas las posibilidades de transporte para acudir a todos los campus que tiene la Universidad y que la parada de autobús más cercana estará a 200 metros.
La Diputación, que invirtió más de tres millones de euros, entregó el espacio a la Universidad en un acto en el que estuvieron, además de Julio Abalde, el presidente y la vicepresidenta provincial, Valentín González Formoso y Goretti Sanmartín. Estos explicaron que los alumnos podrán hacer uso del comedor y otras instalaciones. l

Las solicitudes para la residencia Elvira Bao superan la mitad de plazas

Te puede interesar