ARTEIXO - Vilarrodís se queda sin agua varias horas por la rotura de una tubería en Sabón

el agua que manaba de la conducción rota formó una gran balsa en la zona quintana
|

Los problemas con el agua en el municipio de Arteixo parecen no tener fin. A la rescisión del contrato con Aqualia y los supuestos “boicot” que denunció el alcalde hace unos meses por parte de la empresa hay que sumarles una serie de acontecimientos que en los últimos días están sumiendo a la localidad en una situación en la que la mala suerte se ha cebado con ella.
Si la semana pasada fue la avería en la estación de bombeo de Meicende (que abastece al depósito de agua de Pastoriza, el principal del municipio), ayer se le sumó la rotura, durante los trabajos que se desarrollan en la rotonda de Sabón, de un tubería que afectó directamente a un nutrido número de vecinos, la gran mayoría residentes en la parroquia de Vilarrodís. El resto, los menos, eran vecinos del llamado Alto de Arteixo, en el núcleo urbano arteixán.
Los hechos se produjeron sobre las 13.00 horas cuando, en el marco de las obras en la citada rotonda, se rompió por accidente una tubería, concretamente la principal que abastece el núcleo de Arteixo y de Vilarrodís. Estos trabajos los estaba llevando a cabo una máquina excavadora.

reparación
Identificado el problema y de manera prácticamente inmediata, se pusieron a trabajar en la zona los operarios de una brigada del servicio municipal de aguas, que se pusieron a reparar la tubería para tratar de minimizar la afectación en las viviendas a las que se suministra el agua desde esa pieza rota.
Con este contratiempo, Vilarrodís fue la mayor damnificada, aunque el problema quedaría solucionado a media tarde, sobre las 18.00 horas aproximadamente. Para el núcleo de Arteixo, el Ayuntamiento proyectó que se suministrara agua desde el depósito de Angra y así limitar las consecuencias.
La canalización rota, recuerda el consistorio, está fabricada de fibrocemento, “un material que actualmente ya no se usa en las canalizaciones de abastecimiento” ya que hoy en día, añaden, “son de fundición debido a su mayor resistencia y durabilidad”.

reproche
El gobierno local zanjó este tema con un nuevo ataque a la empresa Aqualia, a la que se le quitó la concesión hace unos meses –motivo por el cual desde el pasado mes de agosto el Ayuntamiento se encarga de la gestión del agua en el municipio–, a la que culpó. “Esta tubería en cuestión, una de las principales de la red de Arteixo, debería haber sido mejorada según el pliego de condiciones del contrato suscrito por Aqualia en el año 2005”, concluyó el ejecutivo presidido por Carlos Calvelo. n

ARTEIXO - Vilarrodís se queda sin agua varias horas por la rotura de una tubería en Sabón