La piscina de Pedralonga, en el aire por el fin del convenio con Defensa

el ideal gallego-2019-04-26-006-5546f635
|

El uso público de la antigua zona deportiva y de ocio de los trabajadores de la Fábrica de Armas, que se estrenó en 2014, está en riesgo debido a la falta de un nuevo acuerdo entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Defensa. Hace algunos años la Marea se interesó por la compra pero el acuerdo no llegó a fructificar y como no han trascendido nuevos contactos desde entonces el departamento del Gobierno central no aclara si recuperará la gestión del espacio ante la finalización del convenio de cesión suscrito con el anterior Gobierno local en mayo.


Aunque una de las dos piscinas de la infraestructura de esparcimiento pegada a la antigua Fábrica de Armas, que se convirtió en pública gracias a la firma de un convenio entre el Consistorio y el ministerio en 2014, nunca llegó a funcionar porque no se hicieron las obras prometidas, el riesgo de cierre del espacio deportivo preocupa a los usuarios que son muy numerosos. Si bien es cierto que no hay anuncio en firme de que el Gobierno central vaya a recuperar la gestión del espacio, los vecinos del entorno son conscientes de que el acuerdo que logró el anterior Ejecutivo municipal del PP era por cinco años, es decir, hasta 2019, con opción a compra por un millón de euros. 


Pese a estar en el tiempo de descuento, el equipo de Xulio Ferreiro no ha comunicado que haya cerrado una nueva cesión puntual por parte de Defensa ni tampoco la venta, a pesar de que en su día se interesó por la misma sin llegar a profundizar. Por ello, entidades como la Asociación de Vecinos de Palavea creen que podrían quedarse sin esta infraestructura. 

“Este gobierno no hizo nada, solo el mantenimiento, y en los Orzamentos Participativos pedí que se arreglara la piscina grande pero me contestaron que era inviable”, afirma su presidente, Manuel Gómez, que defiende que no se puede permitir una clausura de la zona. “No tenemos ninguna otra instalación deportiva en la zona”, dice, pues ya se lo ha comentado a los grupos políticos. 


Sin pronunciarse directamente sobre si se recuperará ese espacio para otros usos, fuentes de Defensa destacaron ayer que estudian la petición del día 4 de marzo de la Universidad para la concesión del uso de los terrenos de la fábrica para crear “un polo industrial y tecnológico”. 


“El Ministerio está trabajando en la viabilidad de este proyecto que podría acometerse mediante el otorgamiento de una concesión demanial”, incidieron, pero debería ir aparejado a un plan de empleo y otro de viabilidad. l

La piscina de Pedralonga, en el aire por el fin del convenio con Defensa