La asociación The Royal Green Jackets alerta del abandono del jardín de San Carlos

El Ideal Gallego-2018-03-04-013-ed3a8982
|

La asociación histórico-cultural The Royal Green Jackets denuncia el estado de abandono que presenta el jardín de San Carlos, donde reposan los restos del general Sir John Moore, héroe de la Batalla de Elviña, cuyo recuerdo esta asociación se encarga de mantener vivo. El presidente de la entidad, Manuel Santiago Arenas, asegura que ya venían percibiendo el deterioro de los jardines desde hace tiempo, pero que este se hizo patente durante las últimas celebraciones, en enero. “El sepulcro es lo que está peor, pero es necesario hacer una restauración de todo el jardín”, recuerda Arenas. 
De hecho, una de las piedras que componen el monumento funerario llegó a desprenderse, pro luego fue colocada por el jardinero aunque de manera precaria, puesto que no está unido por cemento. La piedra exterior es la misma de la cantera de Monte Alto, así que sufre la “enfermedad” presente en los edificios construidos por ella pero, además, la verja que rodea el conjunto también se halla en un estado de franco deterioro, atacada por la herrumbre. “A la puerta le falta una bisagra. Durante la última celebración, tuve que sujetarla con la mano para que no se cayera”, afirma Arenas.  
Especies exóticas 
Pero el resto del espacio verde no está en mejor estado. San Carlos fue concebido como un jardín romántico, con ruinas y plantas de lugares exóticas. El roble de Moore se mantiene en buen estado, pero otras especies han desaparecido, como los dragos de Canarias, de los que en su día tuvo tres. El último fue retirado a principios de siglo.
Tampoco el portón de hierro que franquea el acceso al jardín ha sido respetado por la herrumbre y en los caminos de grava aparecen también numerosos baches que no han sido rellenados convenientemente. Según Arenas, San Carlos no ha recibido ningún repaso desde que celebró allí Francisco Vázquez su nombramiento como caballero de la Orden del Imperio Británico, hace quince años. 
“Antes había un jardinero que lo atendía todos los días –recuerda el presidente de The Royal Green Jackets– aunque no estuviera los 24 horas”. De hecho, su asociación condecoró a dos de ellos por su labor a la  hora de preservar el monumento. Además, es una de las  atracciones turísticas de la ciudad. “Pronto llegará la época estival, y vendrán los visitantes de los barcos”, recuerda Arenas. Dado que el general era británico, muchos ingleses aficionados a la historia visitan el lugar durante  Por otro lado, Arenas señala que el Ayuntamiento firmó un tratado con el Consulado por el que se comprometía a hacerse cargo de su conservación. l

La asociación The Royal Green Jackets alerta del abandono del jardín de San Carlos