Los principales partidos de la oposición rechazan el pago del IBI porque concentra los pagos

El Ideal Gallego-2016-02-19-007-f5fbf9a3_1
|

El pago del IBI se ha convertido en el nuevo caballo de batalla de la oposición. El Ayuntamiento había anunciado ya el año pasado que pensaba fraccionar el pago de este impuesto, uno de los más gravosos, para que fuera más fácil abonarlo, pero también lo ha adelantado. Y el principal partido de la oposición, el PP, ha señalado que trasladar el plazo del IBI al mes de mayo supondrá que se cobrará a la vez IBI y el IVTM (impuesto de circulación) a partir de este año.
El concejal conservador Roberto Coira hizo hincapié sobre este hecho: “Estos dos impuestos son los que afectan a más ciudadanos, por eso el cobro se hacía de forma distanciada en el tiempo, abril y octubre, ya que hay familias que planifican su economía en función del pago de estos tributos”. 
El plazo para el impuesto de circulación acaba el 4 de mayo y el del IBI comienza al día siguiente, mientas que antes los separaba un periodo de tres meses. “Para nosotros esto es inaceptable y la Marea tiene que rectificar”, exigió Coira. El concejal popular señaló que por si fuera poco juntar los dos pagos a la vez, “la Marea cobrará dos IBI a los coruñeses en poco más de cinco meses al haber acabado en diciembre el plazo para pagar el correspondiente a 2015 y comenzar en mayo el de 2016. 
El alcalde, Xulio Ferreiro, concedió al PP que, en lo que se refiere a la concentración del pago de tributos, “pode que este ano, con respecto ao pasado, haxa pagos que están menos espaciados do que quixeramos, pero é unha cuestión puntual que xa non ocorrerá o que vén”. 
Para Ferreiro, es necesario mirar a largo plazo: “Existía un problema que era que o anterior calendario fiscal concentraba a                             posta ao cobro dos tributos municipais periódicos no último trimestre do ano, coa excepción                           do de Vehículos de Tracción Mecánica. Había por tanto necesidade de espacialos”. 
Pero el PSOE asegura que ningún Gobierno local anterior sufrió “tensiones de Tesorería” que les obligasen a cambiar el calendario fiscal. Mantiene que el nuevo provoca “estrangulamiento” en los vecinos y ponen duda la capacidad de gestión del alcalde. Por su parte, Ciudadanos considera que lo único que hace el Ayuntamiento es descargar de trabajo a su Tesorería y traspasarlo a los contribuyentes.
El alcalde se reafirma en esta medida y recordó que se puso en marcha el plan de pago personalizado de tributos precisamente para fraccionar el abono de los impuestos a través de la domiciliación pago fraccionado dos impostos en hasta seis plazos, a través de la domiciliación bancaria, con una bonificación del 3%, tal y como se establece la ordenanza que entró en vigor en enero.

Los principales partidos de la oposición rechazan el pago del IBI porque concentra los pagos