La ciudad se convirtió en un gran museo tendido al sol

|

El Ideal Gallego-2011-05-15-013-efe873a4día internacional de los museos jornada de puertas abiertas

reportaje de m. pérez

Jornada festiva la de ayer. Sobre todo para los amantes de la cultura. Desde primera hora y hasta que entró la madrugada, la ciudad se vació con el Día Internacional de los Museos. Se derramó pintura en las calles, se dejó pasar a la gente al Acuario, se bailó en mitad de los jardines de Méndez Núñez. Y gratis. Total, que sólo que no quiso participar de la fiesta y cultivarse un poco no lo hizo.

Cuando la cultura no sólo está, no sólo aparece, sino que rebosa en casi todos los puntos de la ciudad, es muy fácil acceder a ella. Así debería ocurrir cada día, y no sólo la jornada en que los museos celebran su festividad internacional.

 

Sin atender a inclemencias del tiempo –a primera hora hacía frío en Méndez Núñez–, los chicos de Brancas crearon el blanco entre las muchedumbres. Un espacio que se fue moviendo desde Los cantones a la plaza de Pontevedra y desde la Casa Museo de Emilia Pardo Bazán a la de María Pita. Un espectáculo a cargo de estos expertos en la “performance”, en el baile, en el mimo, en el teatro o en el cabaré. Total, en prácticamente todo.
Adentrándose en la Ciudad Vieja, tan sólo a unos pasos de Méndez Núñez, se podía disfrutar de las visitas dramatizadas a las cuatro casas Museo. A las 19.30 horas, en la Casares Quiroga los asistentes pudieron echar un ojo  a los personajes de antaño. El viaje al pasado trasladó al personal a un paréntesis histórico en el que uno se podía sentar a la mesa con Emilia Pardo Bazán, María Pita o María Picasso.

El Ideal Gallego-2011-05-15-013-efead3cbEl Ideal Gallego-2011-05-15-013-efed5c07El Ideal Gallego-2011-05-15-013-eff08b99El Ideal Gallego-2011-05-15-013-eff307c0


Tres mujeres, de tres momentos distintos, pero que ayer disertaron juntas para celebrar la jornada. El día de puertas abiertas que tampoco se les escapó a los responsables de la Fundación Barrié. Allí comprobaron que “A Cultura está máis cerca do que crees”, cuando no se cierra hasta las dos de la madrugada. No sería por horas. Realizaron además una retrospectiva en imágenes de las muestras que han pasado por el recinto desde 2005 y habilitaron un mural para firmar en el exterior. Se sumaron a esta idea la Fundación Caixa Galicia, Luis Seoane y el Macuf.
Las galerías no quisieron ser menos. Primero Alen Klass propuso a los asistentes la realización de un mural de creación libre que titularon “Pezas da memoria” y en el que tomaron parte todos los visitantes, pero no fue la única. Monty4arte aprovechó para inaugurar la muestra “Obra seleccionada, os nosos artistas”, en la que tomaron parte Abelenda, Caruncho, Yolanda Dorda o Victoriano Fernández. Aparte hubo talleres de artistas “na rúa” en el que los especialistas demostraron que se han ganado el título. Julia Ares o Xerión, fueron sólo algunas de las que también se mantuvieron abiertas al público con iniciativas especialmente pensadas para conmemorar la efeméride.
Fueron muchos los sorprendidos al enterarse de que no todos los museos científicos secundaban la jornada de apertura. Sólo el Acuario abrió sus puertas desde las seis de la tarde hasta las 00.00 horas. A pesar de que la mayoría pensaban que sí,  ni la Casa de las ciencias ni la Casa del Hombre celebraron la fecha.

La ciudad se convirtió en un gran museo tendido al sol