Iberaval incorpora a Abanca como accionista para propiciar la financiación a las pymes

Iberaval y Abanca estiman que su colaboración abre horizontes de oportunidades a miles de pymes aec
|

La sociedad de garantía recíproca Iberaval incorporó a Abanca como nuevo socio protector o accionista con el principal objetivo de propiciar la llegada de más Financiacióna las pymes a través de un acuerdo que potencia las opciones de la sociedad de garantía para facilitar créditos en Castilla y León y en el noroeste de España.
En concreto, el documento suscrito ayer incluye la disposición de fondos, que podrían generar actividad por tres millones de euros, para facilitar crédito a pymes, autónomos y emprendedores que ejercen su actividad en Castilla y León, al igual que el resto de España, mediante préstamos de hasta 600.000 euros para impulsar operaciones referidas a inversión o a financiar necesidades de tesorería.
“De esta manera, ambas entidades avanzan en el objetivo común y estratégico de aportar Financiación al tejido productivo de un modo competitivo, acortando trámites y apuntalando aquellos proyectos viables que surjan de la iniciativa privada”, según explicó Iberaval.
Los expedientes que tramiten Iberaval y Abanca se amoldarán a pymes de devolución de entre tres y quince años en el caso de las inversiones, y de entre uno y doce, en el de expedientes para solicitar circulante. Dentro de esos períodos se permitirán hasta dos años de carencia para flexibilizar la amortización de importes y facilitar la planificación de los socios.
Los tipos de interés se establecerán según la viabilidad y calidad de los proyectos presentados, “aunque para todos ellos se garantiza un coste de mercado muy competitivo, en beneficio de pymes y autónomos y los señalados costes y plazos de devolución más asequibles”. Iberaval y Abanca estiman que su colaboración abre “horizontes de oportunidades a miles de pymes”.

Iberaval incorpora a Abanca como accionista para propiciar la financiación a las pymes