El técnico da valor a la Copa para recuperar el ánimo

Rescata el paso adelante que se dio en ataque en el primer periodo ante el Celta | quintana
|

Vázquez admitió que para él la Copa del Rey queda en segundo plano, aunque ahora tenga algo más de trascendencia  como revulsivo anímico después de la derrota del pasado fin de semana ante el Celta B.

“No creo que la Copa se prolongue en el tiempo nos venga excesivamente bien”, admitió el técnico, quien consideró que es un torneo en el que no debe “gastar demasiadas energías”, si bien precisó que en el caso del partido de esta tarde con El Ejido 2012 “la situación del equipo requiere volver a ganar”.

Esa circunstancia, según explicó, le ha llevado a cambiar el planteamiento con el que encaraba la eliminatoria y dijo que por eso no ha convocado jugadores de las categorías inferiores. “Voy a utilizar la Copa como un intento de reanimar un poco los ánimos caídos tras la derrota con el Celta B, no solo los del equipo sino también del deportivismo”, precisó. De su rival, también de la categoría de bronce, recordó que va octavo en su grupo y reconoció que no lo vio jugar “en exceso”, aunque al mismo tiempo apuntó que el scouting lo iba a hacer después de la rueda de prensa.

“La intrascendencia del resultado de Copa, que para mí era así, creo que tiene un poco más de trascendencia ahora. En el aspecto anímico, hacia el exterior, sería mejor obtener una victoria y pasar, pero la Copa es una pequeña trampa. Habría otro partido el 3 de enero, te puede tocar fuera de casa y podríamos perder energías sabiendo que al final te van a eliminar”, comentó.

“Creo que tenemos que centrarnos en lo que tenemos que centrarnos (el ascenso) y dejar lo otro aparte”, incidió el técnico del Deportivo.
Del partido con el Celta B, dijo que los goles encajados, como ya había explicado tras el partido, no fueron “producto” de que el equipo estuviera “descolocado”. “Teníamos superioridad numérica en defensa, pero los goles en general ocurren por errores defensivos, en este caso en el inicio de la jugada y al no impedir el tiro, pero estábamos bien posicionados en ese momento”, declaró. 

A pesar de la derrota, las buenas noticias llegaron en ataque en el primer acto. “Creo que estamos dando pasos en el sentido positivo. En el primer tiempo, el equipo tuvo paciencia, tranquilidad, sabía qué tenía que hacer, quizás nos faltó tirar algún desmarque en profundidad con más frecuencia, que lo teníamos preparado y no salió, pero no estoy descontento, y en la segunda parte, como dije en rueda de prensa y hoy (por ayer) a los jugadores, perdimos el control porque nos pusimos nerviosos”, relató  Además confesó que algún jugador dijo que había sido como estar “jugando un descuento de 45 minutos” por ir por detrás en el marcador y la presión que tienen de ganar todo.

El técnico da valor a la Copa para recuperar el ánimo