Fiscalía y acusación describen al Chicle como un "depredador sexual"

|

Fiscalía y acusación particular han desarrollado este lunes sus conclusiones finales con respecto al crimen de Diana Quer, en las que han descrito al único acusado, Enrique Abuín, como un "depredador sexual" que "salió a cazar" a la joven y que, tras secuestrarla, la violó y la mató en la nave de Asados, donde escondió su cadáver en un pozo durante casi 500 días.

Tanto la acusación como el Ministerio Público han mantenido líneas muy similares en cuanto a lo que creen que sucedió la noche de 22 de agosto de 2016 y han asegurado que las pruebas y testimonios particados durante las nueve sesiones que ha durado este juicio evidencian que la versión de El Chicle es "inverosímil".

Para ambas partes, el único acusado "miente" en su versión de los hechos, dado que "es imposible" que se hubiese encontrado con Diana Quer de forma sorpresiva donde dice que lo hizo e incluso que hubiese acudido a A Pobra a robar gasoil, dados los testimonios de los feriantes.

Con ello, creen que la única explicación posible es que El Chicle "acechó" a Diana cuando ella volvía a casa sola caminando, la agredió, la introdujo en su coche a la fuerza y la trasladó, aún viva, a la nave abandonada de Asados, donde, han reiterado, la violó y la mató. Por ello, han mantenido ambos la petición de prisión permanente revisable para Enrique Abuín por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.

UN MODUS OPERANDI "CLARAMENTE SEXUAL"

La primera en intervenir, la fiscal Cristina Margalet, ha centrado sus alegatos finales en el "modus operandi" de Enrique Abuín, que apunta al "móvil claramente sexual", y en las pruebas que contradicen su versión y "cazan sus mentiras" sobre lo sucedido el 22 de agosto de 2016, cuando "comete el crimen por pura maldad".

Fiscalía y acusación describen al Chicle como un "depredador sexual"