Dos de cada diez hogares tienen contratada más potencia de la necesaria en su tarifa de la luz

|

Si hay algo que hace temblar a las familias españolas a final del mes, eso es la factura de la luz. Uno de los hándicaps a resolver es la contratación de la potencia necesaria. Según un estudio realizado por Mirubee –app que permite controlar en tiempo real el consumo de electricidad en la vivienda gracias a un medidor inteligente instalado en el cuadro eléctrico– dos de cada diez hogares españoles tiene contratada una potencia mayor de la que utiliza.
Para llegar a esta conclusión, la aplicación analizó el uso y la potencia contratada en más de 400 hogares españoles. Los resultados fueron abrumadores, según señalaron los responsables de Mirubee. “Pudimos comprobar que el 20% de los hogares tiene una potencia inadecuada, en ocasiones muy superior a la necesaria, que incrementa considerablemente la factura de la luz”, aseguraron.
Según los datos arrojados del estudio, ese porcentaje de hogares con más potencia contratada de la necesaria podrían bajarla al menos 1,1 kilovatios (un escalón de potencia), salvo algunos casos en que la reducción podría ser superior. Esa disminución de potencia supondría un ahorro aproximado de unos 4,83 euros mensuales, lo que equivaldría a unos 52,82 euros al año. 
“Se trata de un ahorro que conseguiríamos de manera inmediata en nuestra factura con una simple llamada a la compañía eléctrica y sin necesidad de cambiar nuestros hábitos de consumo”, indicó Álex Barberá, director general de Mirubee.
Si aplicamos estos datos a los 18.303.100 de hogares que hay en España según el INE, tendríamos como resultado que más de 3,6 millones de familias en nuestro país tendrían una contratación de potencia eléctrica inadecuada a su consumo. 
Si tenemos en cuenta que cada uno de esos hogares afectados podría bajar su potencia contratada, estaríamos hablando de más de 17,3 millones de euros mensuales de ahorro total en el país si las familias adaptaran la potencia contratada a su consumo real. Según Barberá, “el mayor problema de esta situación es el desconocimiento de las familias, ya que en la factura nadie nos dice cuál es la mejor potencia para nuestro hogar. Además, siempre hay un cierto miedo a que tras rebajar la potencia contratada nos salte la luz demasiado a menudo”. 
Prueba de ello, es que en uno de los hogares analizados en este estudio tenían una potencia contratada de 10,35 kilovatios y solo llegaban a consumir picos esporádicos de 4,8. Es decir, pagaban más del doble de la potencia que utilizaban. “En este caso, la recomendación que haríamos desde Mirubee es que bajara su potencia hasta los 4,6 kilovatios, así podrían reducir su factura unos 25 euros mensuales”, señaló el responsable de Mirubee.
En la actualidad, la única forma de saber si tenemos exceso de potencia contratada es instalando un dispositivo medidor eléctrico en el hogar que registre el consumo en cada instante, ya que las compañías eléctricas no dan esta información en sus facturas y los simuladores energéticos que ponen a disposición de sus clientes en sus páginas web no son eficaces.
Mirubee es una startup española que ha diseñado un medidor eléctrico que se instala en el cuadro eléctrico del hogar y que es capaz de analizar el consumo energético de cada electrodoméstico por separado.

Dos de cada diez hogares tienen contratada más potencia de la necesaria en su tarifa de la luz