El IPC baja en Galicia una décima en julio respecto al mismo mes del año pasado

27 MAYO 2007 PAGINA 6 A CORUÑA.- LOS GUISANTES EN VAINA ABUNDAN EN LOS EXPOSITORES DE LOS PUESTOS DE FRUTA Y VERDURA EN LAS PLAZAS DE ABASTOS
|

La tasa anual del IPC descendió en julio en Galicia una décima, según el índice de precios de consumo publicado ayer y respecto a julio del año pasado. El IPC aumentó en julio en siete comunidades, especialmente en Baleares, donde se sitúa en el 0,6%, dos décimas por encima del mes pasado.
En el conjunto de España los precios subieron en julio el 0,1% respecto al mismo mes del año anterior debido a la subida de los precios de la vivienda, las comunicaciones, el ocio y cultura.
Este dato contradice el dato adelantado de hace dos semanas que situaba la tasa anual en el 0%.
La subida del 0,1 % es la misma que la registrada el mes anterior y es la segunda en positivo en lo que va de año tras cinco meses en tasas negativas.
Los grupos con mayor influencia en esta subida fueron la vivienda, cuya variación anual aumentó ocho décimas hasta el -0,1% a causa de la subida de los precios de la electricidad, frente a la bajada registrada en julio de 2014.
También han influido los precios de las comunicaciones, con una tasa del -0,6%, más de un punto por encima de la mes anterior y el ocio y la cultura, con una variación anual del -0,2%, seis décimas superior a la del mes de junio, consecuencia de que los precios de los viajes organizados han aumentado más en este mes que en julio del año pasado.

Influencia a la baja
Por contra los grupos con influencia a la baja han sido el transporte, que disminuyó su tasa siete décimas hasta el -3,5% debido a la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes este mes frente a la estabilidad de julio de 2014.
Otro grupo que ha contribuido son los alimentos y bebidas no alcohólicas con una variación del 1,4%, cuatro décimas menos que en junio. En este grupo destaca el descenso de los precios de las legumbres, hortalizas y frutas frescas, y la estabilidad de los precios del pescado, que habían aumentado en 2014.
En cuanto a la inflación subyacente, es decir, una vez eliminado el efecto de los alimentos frescos y la energía, los precios aumentaron dos décimas, hasta el 0,8%, y se sitúa siete décimas por encima del IPC general.
La variación mensual del índice es del -0,9% y los grupos con mayor repercusión negativa fueron: vestido y calzado, con una tasa del -12,9%, debido la temporada de rebajas y transporte, con una variación del -0,5%, que refleja la bajada de los precios de carburantes y lubricantes.
En la tasa mensual, los grupos con repercusión positiva fueron ocio y cultura (1,9%) por la subida de los precios de los viajes organizados; hoteles, cafés y restaurantes (0,6%), y otros alojamientos y vivienda (0,3%) por la subida de la electricidad.

El IPC baja en Galicia una décima en julio respecto al mismo mes del año pasado