Rajoy y sus barones se dan un mes para pactar el déficit con criterios objetivos

nuñez feijóo atiende a la prensa a su llegada a la reunión de los presidentes del pp efe
|

La reunión entre el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y los gobernantes regionales del PP acabó sin acuerdo sobre el reparto del déficit, aunque el presidente pidió a sus barones un margen de un mes para seguir negociando los criterios que, en todo caso, serán objetivos y no políticos.
Esos fueron los únicos resultados concretos de un encuentro que había provocado mucha expectación ante las diferencias expresadas por los presidentes autonómicos del PP, y del que finalmente todos se fueron sin cambiar un ápice su postura.
Los partidarios de un reparto asimétrico siguen siendo los mismos y tampoco cambiaron de opinión los que reclamaban que el techo de déficit sea común para todas las comunidades.
Cerca de tres horas duró el almuerzo de Rajoy con sus barones junto a la cúpula del PP –con la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, a la cabeza– y ha hubo tiempo para que cada uno de los presidentes volviera a defender su postura.
La reunión sirvió para que “aquello que veníamos hablando a través de los medios de comunicación nos lo pudiéramos decir en una mesa cara a cara”, admitió al finalizar el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, que además muy gráficamente aludió a la lluvia que en esos momentos caía en la calle Génova.
“Esperemos que esta pequeña tormenta escampe” de cara al CPFF, dijo Monago, uno de los que se oponen a la asimetría.
Los presidentes de las comunidades cumplidoras reclaman en cualquier caso compensaciones si dicho déficit diferenciado acaba, como es previsible, imponiéndose.
Una posición que también ha expresado la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, quien insistió en que “no puede haber agravios comparativos” para las comunidades que cumplieron con el objetivo de 2012.
Ayer, sin embargo, el objetivo parecía ser dar una “imagen de unidad” y así, hasta el que más defiende el déficit diferenciado, el presidente valenciano, Alberto Fabra, aseguró que lo importante es haber logrado el compromiso de seguir reduciendo el déficit y hacerlo “todos de la mano”.
Que no era un día para la pelea se ha visto también en las declaraciones del presidente Baleares, Jose Ramón Bauzá, que declaró que encontró “sin ninguna duda” comprensión en sus compañeros para que haya déficits distintos.
Según Bauzá, en la reunión quedó claro que en 2013 no habrá un déficit superior al que tuvieron en 2012 las comunidades porque no sería comprensible y perjudicaría a todos los ciudadanos.

Rajoy y sus barones se dan un mes para pactar el déficit con criterios objetivos