La Xunta aumenta un 7% el beneficio fiscal destinado a familias y empresas

Un grupo de niños juegan en la escuela infantil Galiña Azul de A Sardiñeira Javier Alborés
|

En el año 2017, la Xunta aplicará rebajas fiscales a familias y empresas gallegas por un importe de 391 millones. Esto supone un incremento del 7% en aquellas cantidades que el Gobierno autonómico dejará de percibir con el fin de que puedan repercutir en el bolsillo de los ciudadanos.
Tal y como establecen los presupuestos que acaba de presentar el Gobierno autonómico, el 92% de estos beneficios son de carácter social, es decir, a favor de las familias gallegas, con especial incidencia en colectivos como jóvenes, personas con discapacidad, mayores o familias numerosas.

consolidación
En estos beneficios fiscales tiene reflejo la rebaja fiscal aprobada por la Xunta de Galicia, la mayor de la historia de la Autonomía y que está en vigor desde el 1 de enero de 2016. Durante el año 2017 se consolidará esta rebaja, por lo que, por ejemplo, en Galicia el 99% de los contribuyentes seguirán sin pagar el Impuesto de Sucesiones cuando reciben una herencia de un familiar directo, ya sea debido al fallecimiento de ese familiar o a través de los que se conocen como pactos sucesorios, que permiten que se pueda adelantar en vida una herencia.
Además, en el capítulo de beneficios fiscales figuran las rebajas vinculadas al programa de impuestos ‘cero’ en el rural, que está permitiendo dinamizar este medio. A través de estas medidas, en Galicia ya no se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales en la compraventa de suelo rústico o en la transmisión (total o parcial) de una explotación agraria.
Además, tampoco se paga el impuesto de actos jurídicos documentados por la agrupación de predios rústicos.
En total, la previsión del Gobierno autonómico es que alrededor de 68.000 personas en Galicia no pagarán en este año el impuesto de sucesiones o los impuestos en el rural.
Y durante el año 2017 la Xunta de Galiciaseguirá apostando por las rebajas fiscales de carácter selectivo. Por este motivo, el Gobierno gallego va a incidir en un ámbito prioritario como es el medio rural. En concreto, el Gobierno autonómico va a eliminar los impuestos para los jóvenes, las familias numerosas y las personas con discapacidad que compren un inmueble en el ámbito rural para dedicarlo a vivienda habitual.
Esta rebaja fiscal se aplicará en todas las parroquias gallegas que tengan la consideración de zonas poco pobladas con intensidad media o baja, aquellas en las que es más necesario recuperar población. Es decir, la Xunta de Galicia eliminará estos impuestos –el de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados– para estos colectivos en el 87% del territorio gallego.
El objetivo de esta medida es lograr fijar población en el medio rural y, al mismo tiempo, tratar de dinamizar las zonas menos pobladas.

La Xunta aumenta un 7% el beneficio fiscal destinado a familias y empresas