Arteixo-Calvelo llevará a cabo una “reorganización completa” de las áreas de gobierno

|

El Ideal Gallego-2011-05-24-021-1d979c7a

  m. rodríguez > arteixo

  Una mayoría absoluta de once concejales le permitirá a Carlos Calvelo plantear un gobierno a medida, por ello, una de las intenciones que tiene es llevar a cabo “una reorganización completa de cómo funcionan las concejalías”, una vez que sea investido como alcalde.
El relevo de Pilar Souto, la mandataria socialista en funciones, tendrá lugar el 11 de junio. Ese día, Calvelo tomará el bastón de mando de la casa consistorial con la mente puesta en los grandes retos que deberá afrontar como el paro, la construcción del polígono de Morás y del Puerto Exterior o la remodelación de la rotonda de Sabón. “Serán años duros”, reconoce aunque sin perder la sonrisa del que se sabe el ganador indiscutible de los comicios municipales.
Antes de plantearse todos estos retos, Calvelo entiende que “lo principal” que tiene que hacer en cuanto ocupe el sillón de la alcaldía será “ver la situación real del Ayuntamiento, ver los recursos que tiene y la gestión administrativa”, en definitiva, añade, “poner las bases para gobernar”.
Si él será el alcalde, queda la duda de qué miembros de su candidatura tendrán dedicaciones parciales o exclusivas y quién se hará cargo de cada área. “Hay que hablarlo entre compañeros y configurar un esquema de funcionamiento”, pero de momento no adelanta estas cuestiones.
Lo que tiene claro, afirma, es que los departamentos “no pueden ser estancos, un reino de taifas como hasta ahora”, apunta. Su objetivo es lograr que las concejalías estén “entrelazadas, por ejemplo Obras con Urbanismo o Servicios Sociales con Educación”.
Para ello, seguramente le ayudará la “excelente relación” de los 25 que han concurrido a las urnas bajo las siglas del PP. Además de agradecer el trabajo de todos ellos durante la campaña electoral, se muestra satisfecho cuando recuerda que muchos de sus compañeros durante los quince días antes de las elecciones le pedían que “fueran cuales fueran los resultados” del 22 de mayo, que para las próximas repitiesen los 25.  

“Voto castigo” > Los arteixáns decidieron el pasado domingo darle tres concejales más al PP de los que obtuvo en las elecciones de hace cuatro años.
“Las votaciones han sido un castigo al bipartito”, señala Calvelo. El edil electo apuntan que las elecciones “las pierde el gobierno, no las gana la oposición”, por lo que la mayoría absoluta de su formación supone un varapalo para PSOE y Terra Galega.
“Es un castigo a la alcaldesa por ese bipartito y por la gestión tan mala que han hecho. Lo que no entiendo es que no se castigue a TeGa, cuando son políticos de la vieja guardia”, cuestiona el líder del PP. Hay que recordar que el domingo, los resultados concluyeron con dos concejales menos al PSOE (de cinco a tres) y con uno a TeGa (de cinco a cuatro).
Las reflexiones de la confianza depositada en el PP van dirigidas a todos sus contrincantes. “Tienen que hacer autocrítica”, porque todos los votos que perdieron el resto de las formaciones políticas fueron a parar al Partido Popular.
Después de una dura campaña en la que no han faltado incluso descalificaciones anónimas, Calvelo considera que los vecinos han apoyado una “campaña sin insultos y de propuestas”.
Desde el primer momento en el que se dio a conocer su nombre como candidato del PP, Calvelo siempre se marcó como objetivo ganar las elecciones con mayoría absoluta, enuncia que los resultados eran “impredecibles”, al tiempo que afirma que el domingo estuvo “bastante tranquilo”, hasta que llegó el 90% del recuento. “Entonces me temblaba todo”. Con el 100% del escrutinio, llegó el momento de las felicitaciones incluidas las de sus rivales por el puesto de alcalde. “La sede se convirtió en una fiesta”, afirma.
Todo el trabajo desarrollado estuvo “orientado a eso”, a conseguir los once ediles. Pone en valor que el PP confió en un “candidato nuevo” y que era una guerra de su formación política contra el resto. “Hubo una renovación completa y la gente apostó por ese cambio”, recalca.


 

Arteixo-Calvelo llevará a cabo una “reorganización completa” de las áreas de gobierno