Boadella encabeza en su pueblo una marcha contra el nacionalismo

Albert Boadella posa con un grupo de vecinos tras la manifestación de ayer | efe
|

El dramaturgo y autoproclamado presidente de la plataforma satírica Tabarnia, Albert Boadella, encabezó ayer una manifestación contra el nacionalismo en el municipio gerundense de Jafre, donde tiene residencia y donde denunció agresiones contra su propiedad.
Boadella estaba acompañado durante la marcha por su hija Mariana y por un centenar de personas, entre las que se encontraban representantes políticos del PP y Ciudadanos como Concepció Veray y Jordi Cañas.

Cambio en la convivencia
Los manifestantes recorrieron en silencio las calles de Jafre, pasaron por la vivienda del dramaturgo que fue objeto de pintadas y terminaron con la lectura de un manifiesto por parte de Mariana Boadella, quien explicó el cambio en la relación con los vecinos en los últimos años.
Su padre explicó posteriormente que la acción de ayer es de “solidaridad”, pero no solo con él “si no con la gente que, en este país, están señalados por todo el nacionalismo” que pretende acabar “con la disidencia”.
Albert Boadella recordó que, en España, ya se conocen “las consecuencias, con casi mil muertos, por parte del nacionalismo etarra”. Según Boadella, “en Cataluña se está por el pensamiento único y quien no está con él es señalado”, tras lo que reclamó su derecho a no rendirse y a manifestarse en un municipio que también considera suyo.

“Quieren eliminar cualquier disidencia con formas de incitación a la violencia, con formas xenófobas, que es la tradición del nacionalismo”, añadió tras la marcha el autoproclamado presidente de Tabarnia.
Albert Boadella también rememoró la época en la que se instgaló en Jafre, donde había “paz, tranquilidad y cierta alegría de vivir”, que se convirtió en los últimos años en un clima muy distinto en el que la gente les considera “enemigos”.

Una situación recurrente
Para Boadella, esta situación se reproduce “en el conjunto de Cataluña” y aboga por hacerle frente “en nombre de la libertad y de la democracia que hay en España, que es libre y presidida por una Constitución”.
El dramaturgo reiteró que la manifestación de Jafre le recordó a “las del País Vasco de hace años, donde una minoría de gente defendía la libertad y estaba contra el nacionalismo provocador de tantas desgracias en la Europa del siglo XX”.

Tras recorrer las calles tras una pancarta en la que aparecía un rostro silenciado, Albert Boadella fue obsequiado con un pastel típico Pascua en Cataluña, conocido como “mona”, en la que aparecía su rostro junto a una bandera de España y a otra de Tabarnia.

Boadella encabeza en su pueblo una marcha contra el nacionalismo