Fiesta total en Riazor

Deporte Campeón-2016-03-05-025-43aa30ce
|

El Leyma Basquet Coruña sumó su decimotercer triunfo del curso, ante un correoso Prat Joventut que plantó cara antes del descanso y se diluyó por completo en los 10 minutos finales. Un éxito que le devuelve a la quinta plaza, a una sola victoria de la tercera.
Como marca la tradición, los pupilos de Tito Díaz arrancaron en quinta. Apenas habían transcurrido cuatro segundos cuando Stelzer, desde 6.75, inauguró el marcador. Ros contestó de la misma forma en la segunda jugada del partido. Y partir de ahí, el Prat fue a remolque.
El Leyma se adueñó del rebote en el aro rival, aunque también erró varios lanzamientos fáciles. Un triple de Monaghan impulsó a la ‘marea naranja’, que con un parcial de 8-0 rozó la primera renta de dos dígitos, alcanzada poco después gracias otro acierto de larga distancia, esta vez de Stelzer (24-12).
La renta local creció hasta los 15 puntos (27-12), antes de que López-Arostegui, que mantuvo al Prat cuando más llovía, cerró el acto inicial convirtiendo un intento desde el arco.
Nada hacía presagiar lo que vino a continuación. La segunda unidad del Leyma saltó al parquet con las sábanas pegadas y el filial del Joventut no desaprovechó el regalo y, con un parcial de salida de 0-9, volvió a la vida.
Sin Olmos en pista, los jugadores que dirige Roberto Sánchez se apropiaron del rebote ofensivo, llegando al límite de la sangría. Jugar con segundas y hasta con terceras opciones permitió al Prat Joventut encontrar tiros abiertos y liberados, y un alto porcentaje de acierto, mientras que en ataque el Leyma dejaba de jugar con muchos pases para hacerlo con arriesgadas –e injutificadas– acciones individuales.
Sendos triples de Forcada arrimaron de todo por dos veces (39-38 y 43-42) al conjunto catalán, Ros, con un 2+1, puso un empate que no se veía desde el 3-3 del arranque, y Coego, con otro 2+1, dio a los visitantes su primera ventaja (48-50), que Burjanadze enjugó en la jugada final de los 20 minutos iniciales. Demasiados puntos encajados, incluso para un equipo que practica un baloncesto alegre. Y, sobre todo, cuando enfrente está el penúltimo clasificado.
La segunda mitad empezó igual que la primera: triple de Stelzer y contestación, también desde 6.75, en esta ocasión de Forcada. El MVP de la pasada jornada se cargó al Prat a la espalda, anotando los ocho primeros puntos, pero fue demasiado peso para un solo jugador. El Leyma, superado un tramo inicial en modo correcalles, se reajustó a ambos lados de la pista y recuperó su rebote. El resultado: 12-0, un golpe casi letal para un cuadro visitante al que ahora ya no le entraban los triples. Si lo hizo el de Burjanadze que dio paso a los últimos 10 minutos con su equipo recuperando la ventaja de dos dígitos (76-66).
La poca vida que le quedaba al Prat se la quitó un 7-0 de salida en apenas un minuto, sellado con una magnífica asistencia de Olmos a Stelzer. A partir de ahí, monólogo naranja, con tiempo para el lucimiento individual, sobre todo de Monaghan (9 asistencias en total, varias de fantasía) y la puesta en escena de dos canteranos.
En su primera acción, Óscar Pérez capturó un rebote, recibió falta y, con un tiro libre, anotó su primer punto en la LEB Oro. Pablo López Pizarro también tuvo su oportunidad, en un libre, a raíz de una técnica, pero el aro lo escupió. Un pequeña decepción personal que no empaña su debut ni la victoria de un equipo que no deja de crecer.

Fiesta total en Riazor