Tres detenidos por vender droga cerca de dos centros de enseñanza de Ferrol

Los centros se muestran vigilantes ante cualquier movimiento anormal en sus alrededores d. alexandre
|

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres y una mujer, entre 25 y 30 años de edad, residentes en el Barrio de Recimil,  a los que se les imputa un delito contra la salud pública, tras el desarrollo de una investigación contra el tráfico de drogas, bautizada como “Operación Instituto”.
El operativo se ha desarrollado en los últimos meses y su objetivo era la investigación contra la venta de hachís en el entorno de varios centros educativos ubicados en el barrio de Recimil. La operación se inició tras recibir la Policía Nacional varias quejas vecinales por la afluencia de compradores de estupefacientes y la presencia de menores de edad en estos ambientes delictivos. 
Ya desde las primeras indagaciones se localizan dos puntos de venta. En el primero de ellos se identificó a uno de los encausados sirviendo sustancias estupefacientes, principalmente hachís, previas comunicaciones vía Whatsapp, en una de las cuales se interceptó a dos compradores de catorce años, hecho precipitó la detención del investigado.
En otro punto de venta se procedió a la detención de una pareja que distribuía las sustancias estupefacientes en su domicilio, al que acudían los compradores para adquirir hachís.
Por el momento, se ha intervenido únicamente en estos dos puntos de venta del barrio. Además de la detención de estas tres personas, se intervinieron útiles para la venta, una báscula de precisión, dinero fraccionado, teléfonos móviles, sustancias adquiridas por los compradores y varias bellotas de hachís preparadas para su venta. 
Los detenidos, de los cuales dos tienen antecedentes policiales,  junto con los atestados policiales, fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Guardia correspondientes, acordándose prisión provisional para uno de los encausados.

los centros
Los responsables del IES Sofía Casanova y del CIFP Ferrolterra aseguran estar vigilantes con estas actividades ilíticas, dentro de sus posibilidades, ya que las transacciones ocurren en el entorno de los centros y no en el interior de las instalaciones.
Explican que la presencia de los cuerpos de seguridad suele tener un claro efecto disuasorio, pero ésta se limita a ciertas horas del día, especialmente durante la entrada, la salida y los recreos. 
Estas operaciones de vigilancia se llevan a cabo bajo el marco del Plan de convivencia de centros escolares que desarrolla el Ministerio del Interior y que coordina a las policías Local y Nacional para controlar el tráfico de drogas, el acoso escolar o cualquier otro hecho que perturbe el día a día de los estudiantes.
La dirección del antiguo Marqués de Suanzes afirma haber apreciado un cambio de tendencia en estas prácticas desde su transformación en un centro integrado de formación profesional. “Antes si se daban algunas denuncias, tanto por parte de padres como de profesores, de ciertas situaciones irregulares, incluso dentro del centro, pero eso ha cambiado drásticamente”, puntualizan. 
Por su parte, la policía asegura que la colaboración con los centros para atajar estos hechos es fundamental, ya que muy frecuentemente reciben avisos sobre movimientos fuera de lo común en sus inmediaciones o, directamente, sobre el consumo de sustancias estupefacies. Las direcciones de ambos centros sostienen que la respuesta policial en estos casos “es siempre muy eficaz”.
Se da la inevitable circunstancia de que estos centros se encuentran en las proximidades de uno de los puntos calientes de venta de droga al por menor de la zona urbana de Ferrol. Los vecinos de Recimil han interpuesto un centenar de denuncias por las actividades de menudeo que se da en las calles Narón, As Pontes o Betanzos, a escasos doscientos metros del centro de formación profesional y del instituto.

Tres detenidos por vender droga cerca de dos centros de enseñanza de Ferrol