El premio Nobel de la Paz Kailash Satyarthi confía en el poder de los jóvenes para cambiar el mundo

Copia de El Ideal Gallego-2015-05-08-015-2fe9e301
|

El premio Nobel de la Paz 2014 Kailash Satyarthi asegura que solo se puede cambiar el mundo con el “poder de la juventud” por su entusiasmo, su idealismo y su fuerza, y por ello cree que este es el momento de aprovechar este impulso para “generar un cambio” hacia una sociedad con educación de calidad.
Satyarthi inauguró ayer en A Coruña el ciclo “Palabras para Galicia 2015” con la conferencia “Educación para una sociedad sostenible: Construyendo alianzas innovadoras”, enmarcada en su visita a Galicia invitado por la entidad financiera Abanca.
Vestido de blanco, el defensor indio de los derechos de la infancia y artífice fundador de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil fue recibido con efusivos aplausos por el auditorio que abarrotó Palexco.
“¡Hola Galicia!”, dijo Satyarthi nada más comenzar su intervención, seguida de más aplausos de un público entregado cuando le preguntó: “¿Cómo están ustedes?”.
Aunque nunca había estado en Galicia hasta ahora, confesó no obstante que “ama” España, un país del que se “enamora” cada vez que lo visita y en el que deja “un poquito” de su corazón por su belleza y las personas que lo habitan.
“Me gustaría pasar más tiempo libre en este país, si tengo tiempo libre, y eso es posible si me prometéis que el mundo se vuelva más amable para la infancia”, pidió tras compartir su único propósito vital: “Quiero que cada niño sea libre para ser niño” y “no voy a morirme sin erradicar la esclavitud infantil del mundo”.
Durante su intervención, Satyarthi, nacido en Vidisha en 1954, compartió su experiencia contra la esclavitud infantil y su defensa de una sociedad más responsable. Tras citar casos como los de las niñas secuestradas en Nigeria, las menores que “son vendidas con las lotería y que no están preparadas para ser esclavas sexuales” o los niños que portan escopetas en Siria, Pakistán o Yemen, Satyarthi defendió la implicación política, institucional y social en la erradicación del trabajo infantil.
El poder juvenil emergente, los jóvenes que se están levantando y haciendo escuchar sus demandas, rechazando las injusticias, los abusos y la explotación, también oponiéndose a contraer matrimonio en una edad temprana, son una “esperanza” en este camino, continuó, que “solo es posible” conquistar por una juventud a la que ha invitado a esquivar “el pensamiento estrecho”.
“Vosotros sois el cambio, podéis generar el cambio”, clamó ante un auditorio al que aseguró que la depresión económica y las incertidumbres políticas “no son duraderas”, y por ello instó a “creer” en uno mismo y a confiar “a lo grande” en sus posibilidades porque “no hay motivos para ser pesimistas”.
Para Satyarthi, además del poder de los jóvenes como valor emergente en este cambio del mundo, la responsabilidad empresarial y el poder de la sociedad civil forman parte también de este proyecto de superación.

El premio Nobel de la Paz Kailash Satyarthi confía en el poder de los jóvenes para cambiar el mundo