La tercera plaza está ahí

27 enero 2020 Baloncesto LEB Oro Basquet Coruña - Gipuzkoa Basket 88-75
|

El Basquet Coruña se colocará tercero en solitario si gana esta tarde al Peñas Huesca, equipo al que doble en victorias y que se presenta en Riazor con un bagaje de cinco derrotas en sus últimas cinco comparecencias ligueras, y el Palma cae en la cancha del líder, el Ciudad de Valladolid, conjunto que ha vencido en los nueve partidos que hasta ahora ha disputado como local.

Tras superar con matrícula de honor la reválida a domicilio en la pista del Almansa (62-93), los de Sergio García llegan a la cita de hoy al completo y con un extra, Alex Llorca, que tras cinco campañas en la ACB (Fuenlabrada) se unió esta misma semana al ambicioso proyecto naranja. 

Un mimbre más, de lujo, para afrontar un compromiso ante un rival con muy buenos jugadores pero una plantilla bastante corta. La aportación del quinteto titular está fuera de toda duda: Alec Wintering (13.6 puntos, 4.0 rebotes y 5.0 asistencias), Olin Carter (11.9, 2.4 y 1.6), Nedim Dedovic (8.3 tantos y 3.3 rechaces), David Skara (12.5 y 5.7) y Vasilije Vucetic (13.1 y 5.2). Pero desde el banquillo la única aportación sólida es la del pívot Robertas Grabauskas (9.4 y 5.7).

Las lesiones parecen haber acabado con la mejor versión Fran Cárdenas (4.7 puntos y 3.9 pases de canasta), no hace mucho uno de los bases dominantes de Oro. Alex Tamayo y Andryi Grystak, ambos cedidos por el Estudiantes, están muy verdes y Diego de Blas forma parte del fondo de armario.

Peligro exterior
La principal virtud del Huesca es el lanzamiento de larga distancia. Todos los titulares tiran desde el arco, cuatro de ellos con porcentajes de acierto por encima 35%, lo que sitúa a los de Guillermo Arenas en el sexto puesto de un ránking liguero donde el Basquet Coruña figura en la penúltima posición a pesar de haber lanzado por encima del 50% en los dos últimos encuentros.

Una mejoría sobresaliente para un grupo que estaba fallando más del 70% de sus intentos desde 6.75 metros. Una mejoría que debe seguir confirmándose y a la que además puede colaborar Llorca, que en su penúltima campaña en Oro, la 13/14, firmó un estupendo 40.7% de acierto.

Otra de las claves es la profundidad de banquillo. La superioridad naranja en este aspecto se antoja más que un simple plus, especialmente en caso de que el partido se decida en el último periodo. Una superioridad también física que influye cada casi partido en la defensa y en el rebote, faceta esta en la que el conjunto herculino debe recuperar el poderío mostrado en las primeras jornadas, algo rebajado en las últimas. De la importancia de dominar los aros habla un dato: el BC perdió esa batalla en cinco de sus seis derrrotas.

La tercera plaza está ahí