El festival de Cans se hace más grande y se llena de más “estrellas”

El Ideal Gallego-2015-05-24-025-824c0ff5_1
|

La población de Cans, en O Porriño, se ha llenado de “estrellas” en la duodécima edición de su desternillante festival de cine, una consolidada cita que nació en el año 2004 como una broma por el parecido fonético con la refulgente ciudad de Cannes, en Francia.
El cineasta José Luis Cuerda, director de “La lengua de las mariposas” y “El bosque animado” y el actor Javier Gutiérrez (“La isla mínima”) son las dos “estrellas” homenajeadas este año en este certamen rural consagrado al celuloide, cuya sección oficial ha quedado compuesta este 2015 por 39 cortometrajes y videoclips.
José Luis Cuerda protagonizó ayer, un soleado sábado, el llamado “Coloquio na Leira”, el cual se celebró en una finca, algo que no asombra puesto que por unos días las parcelas y las casas de los vecinos de este núcleo de la provincia de Pontevedra acaban convirtiéndose en improvisadas salas de cine y conferencias.
El nombre de José Luis Cuerda se sumó esta vez al “Torreiro das Estrelas”, el curioso paseo de la fama de este lúdico referente del agroglamour, al igual que el de Javier Gutiérrez, en quien recae el “Premio Pedigree”.
A diferencia de lo que ocurre en ese paraíso de la Costa Azul que es Cannes, en este pueblo gallego de Cans la alfombra roja se sustituye por grandes dosis de salero, las lujosas limusinas por los chimpines –tractores pequeños–, las proyecciones son en bajos y bodegas y los conciertos ocupan los hórreos y los gallineros.

espacio singular
Niños, adolescentes y adultos conviven y disfrutan en un espacio singular, especial y extraordinario, marcado por la recuperación de símbolos propios asociados a la idiosincrasia gallega: cobertizos, establos, huertos y otros terrenos para labrar.
La propuesta de Cans es en su campo, tras Sitges y San Sebastián, la convocatoria con más seguidores en las redes sociales, y la que lleva incluso a la iglesia a adecuar los horarios de las homilías para que no coincidan con los momentos estelares marcados “en rojo” en el completo cartel.
Fue en 2004 cuando el vecino de Cans y director de este evento, el guionista Alfonso Pato, decidió junto con la asociación cultural del lugar, Arela, impulsar este proyecto, valiéndose para ello de un divertido juego de palabras inspirado en el parecido fonético entre su pueblo natal y la prestigiosa gala cinematográfica de los galos.
Una década y dos años después, el paso por Cans de grandes figuras del cine y de la escena cultural española como Gracia Querejeta o Karra Elejalde, avalan esta original iniciativa como una de las más importantes de la cultura cinematográfica nacional, en buena parte por el humor e ingenio, y por alzarse como un circuito alternativo adaptado al lugar en el que se celebra.

colaboraciones
Por Cans han pasado en todos estos años numerosos músicos, como Kiko Veneno, Siniestro Total, Aerolíneas Federales, Josele Santiago o Coque Malla, que en su caso se quedó “alucinado” con su actuación en un gallinero, al igual que también causó furor la actuación de Víctor Coyote en un hórreo.
En las ediciones de Cans no faltan, desde las “pandereteiras” al pop, el rock, juegos para los pequeños e incluso un “mercadillo” de artesanos, en aras de potenciar el comercio local, que se instala en el “Cans Bulevar”, que no es otra cosa más que la carretera general que se corta para colocar allí también los bares móviles.
Por colaborar, coopera incluso el sacerdote de la parroquia, cambiando los horarios de las misas; una vecina, que hace las botellas de licor café para deleitar al “backstage” en los conciertos, o Alicia, una anciana que presta su finca y su vivienda.
A esta zona la puso en el mapa la CNN que, desde Atlanta, colocó una imagen de Cans, en lugar de Cannes, cuando informaba de una cumbre del G-20 que se celebraba en la ciudad francesa, hecho que contribuyó, sin duda, a la popularidad de esta asombrosa muestra artística.
El líder del grupo de música Def con Dos César Strawberry visitó ayer el festival y confió en que este 24-M sea “un día decisivo” para el futuro del país con motivo de las elecciones municipales y los comicios autonómicos que se celebran.

def con dos
El artista se ha visto envuelto en la polémica esta misma semana tras su arresto bajo la acusación de enaltecimiento de terrorismo y estuvo especialmente protegido por sus representantes, por lo que la única licencia dialéctica que se ha concedido es la de esperar que “mañana (por hoy) sea un día decisivo” en el que “todos podamos decidir”.
Este intérprete, que rechazó entrevistas y preguntas por encontrarse en una situación muy delicada, presentó en esta cita rural su ultimo libro, “Margen de maniobra”, en el llamado Jalpón Fri, un recinto que estuvo abarrotado a pesar del intenso calor registrado en este núcleo de la provincia de Pontevedra.
De su obra contó que pretende ser “un reflejo del mundo actual” a través de la historia de tres amigos que se reencuentran en el funeral de un cuarto compañero para finalizar la reunión, con posterioridad, en una noche de juerga singular y con gran “vinculación” a una “apocalipsis zombie” en Madrid, detalló.
Para Strawberry, esta entrega es una “analogía” de los “miedos con los que vivimos hoy “en día, comentó, y añadió “que el sistema quiere imponer”, por lo que, de nuevo con una extrema prudencia, incidió César Strawberry en el mensaje de que, en este contexto, cada uno “es protagonista” y “debe escribir” su futuro y su historia.
Con respecto a esta “faceta literaria modesta”, la polémica estrella mediática ya ha publicado otros cuatro libros más, por lo que suma “tres novelas, una biografía de Def con Dos y un libro de relatos”, y a este último se ha referido al asegurar que existió la posibilidad de escribir un guión de cine, pero, finalmente, todo “se quedó en nada”.
Durante la retrospectiva de los videoclips, Strawberry presentó algunos de los vídeos del grupo, como “España es idiota” o “El cazador de elefantes”, dedicado al rey Juan Carlos y sobre el que aseguró que a partir de esta pieza, “cambiaron un poco las cosas” en España.

El festival de Cans se hace más grande y se llena de más “estrellas”