Arteixo - Los afectados por la amenaza de cierre de dos empresas acusan a Xestur de mentir

|

El Ideal Gallego-2011-07-01-018-e1cadd05

fran moar > arteixo
 Los afectados por la amenaza de cierre de dos empresas, ubicadas en el polígono arteixán de Morás, volvieron a concentrarse ayer ante las dependencias de Xestur en A Coruña para protestar por su situación y para acusar a los responsables de esta entidad de la Xunta de mentir.
Medio centenar de personas, entre ellos el propietario de las empresas Iso Chemitec e Iso Chemigun, José Luis Bergantiños, leyeron un manifiesto en el que se asegura que en el año 2008 se abrió una negociación con Xestur. Negociación que, según los manifestantes, Xestur ahora niega.
“(Desde 2008 llevamos negociando...). Negociando para que en justicia se pague lo que vale un bien, se pague para que no tengamos que cerrar, se pague para que vosotros y yo podamos seguir viviendo a cuenta de nuestro trabajo como siempre hemos hecho y no nos vayamos a la calle y a formar parte el ejército de parados”, exclamó Bergantiños, al tiempo que acusaba a Xestur de negar que se hubiese alcanzado un acuerdo satisfactorio para él, tras dos años de negociaciones.
También Bergantiños acusó, durante su intervención, a Xestur de faltar a la verdad cuando, según él, asegura que no solicitó tanto a la Consellería de Medio Ambiente como al propio Ayuntamiento de Arteixo que se clausurase la actividad de ambas firmas.
“Miente de forma descarada la gerente de Xestur, María Doporto, cuando (...) dice que lo que tienen nuestras empresas en las naves de Morás son depósitos de residuos”, insistía el propietario, que asegura que en Morás sí se desarrolla actividad fabril.
Esta movilización, al igual a la que se celebró el pasado martes, día 28 de junio, fue convocada por los casi 20 trabajadores de las dos empresas; ambas afectadas por una orden de desalojo de la entidad pública desde el 15 de junio.

Expropiación > Según fuentes vinculadas a Iso Chemitec e Iso Chemigun, sobre los terrenos en los que se construyeron las naves pesa un expediente de expropiación desde hace tres años para el parque empresarial previsto por el Ejecutivo autonómico.
Este expediente, sin embargo, no cuenta con el beneplácito de Bergantiños. Este empresario de Morás no se muestra de acuerdo porque considera que no se reconoce la actividad de las firmas, que se inauguraron en 1966.
La Xunta, por su parte, reconoce que debe de indemnizar a Bergantiños con 210.000 euros, pero este reclama más del doble. El titular de las naves considera que el traslado, la búsqueda de otra ubicación y el cumplimiento de todas las normativas relativas a materiales peligrosos supone un desembolso económico muy superior al ofertado por la Gobierno autonómico.
Por otra parte, los afectados también acusan a Xestur de mentir cuando afirma que las obras de construcción del polígono industrial arteixán se encuentran muy cerca de su finalización. Aseguran que todavía se encuentra plenamente operativa otra empresa contigua.

Arteixo - Los afectados por la amenaza de cierre de dos empresas acusan a Xestur de mentir